Ignacio Gutiérrez Zaldívar y los tips cruciales para invertir en arte

”Un día mamá me regaló un sobre lleno de invitaciones de galerías de arte de los 80 y los 90. Las había guardado de recuerdo. Le pregunté si había comprado alguna obra y me contestó que no. Le dije que si hubiera adquirido una obra en cada galería que la invitó, hoy no sólo tendría una excelente colección sino también un patrimonio muy importante”, cuenta Francisco Bosch de la firma Miranda Bosch, Real State & Art.

Invertir en la adquisición de arte es una nueva tendencia que se ha afianzado mucho en los últimos años. Cada vez son más las personas que consideran comprar arte como una manera poco convencional de resguardar valores y convertirlos en una ganancia en el futuro inclusive.

El director de la Escuela Argentina de Finanzas Personales Mariano Otálora explicó en uno de sus artículos publicados que la clave es saber qué comprar. El gran dilema, según dice, es si conviene optar por obras de autores conocidos (inversión más segura, pero más cara) o si es preferible inclinarse por artistas anónimos con la esperanza de que en algunn momento sean valoradas sus obras. El mundo del arte no brinda respuestas exactas ya que es un mundo donde lo que abunda es la subjetividad. Sin embargo sí hay algunos lineamientos claves que los especialistas aconsejan tener en cuenta al momento de realizar la inversión.

Lo primero, es lo primero: disfrutar de la obra

”Lo fundamental es que te guste la obra que pensás adquirir. Jamás debes comprar algo porque está de moda o por esnobismo. “Tenés que pensar que vas a convivir con la obra todos los días”, afirma la artista mendocina Natalia Sánchez Valdemoros.

La galerista Sara García Uriburu se suma a la idea y dicen que la pieza tiene que gustar. ”Ver si la obra te parece estética, te da placer y te llena espiritualmente es lo principal”, dicen.

Buscar asesoramiento, algo fundamental

Según Otálora es necesario asesorarse debidamente con marchands o galeristas de trayectoria previo  a la inversión. Ignacio Gutiérrez Zaldívar, coleccionista,marchand y fundador de Zurbarán, aconseja recurrir a lugares de prestigio, no sólo por el asesoramiento que puedan brindar, sino también porque la proveniencia de una obra aumenta su valor. Siempre debemos tener en cuenta esto: cuando entran a formar parte del patrimonio, las obras de arte están gravadas con el impuesto a los bienes personales, si es que el contribuyente resulta alcanzado por el tributo (esto ocurre cuando los activos suman $ 305.000 o más, según las normas de valuación vigentes).

LEÉR MÁS  Pronostican mucho calor y hay alerta del Servicio Meteorológico

Nuevos talentos, o clásicos reconocidos

García Uriburu explica que comprar piezas con firmas reconocidas tiene sus desventajas ya tienen un precio alto generalmente. ”Si se va a optar por comprar una obra de un artista desconocido, lo más importante es que la obra sea barata. Si gastás US$ 5000 en un cuadro de un autor joven anónimo, lo más probable es que no ganes dinero sino todo lo contrario, perderás. Un gran problema es que no todos los artistas se consolidan. Hay excelentes autores que sólo porque son poco comerciales, nunca salen a la luz y no se consolidan jamás”, dice la galerista.

Roberto Devorik, director de la galería de arte Bruggens, afirma que hay que tener en cuenta que los autores conocidos se valorizan cada vez más y que con los desconocidos es difícil predecir su evolución. A veces aumentan muchísimo su cotización y otras veces se estacan. ”¿Quién habría pensado que un Warhol o un Basquiat se venderían a los mismos valores que un Renoir o un Picasso?”, comenta.

¿Cuánto se debe invertir en arte?

Hay obras para todos los presupuestos. Ignacio Gutiérrez Zaldívar explica que en el mercado pueden conseguirse grabados y dibujos desde$2000 y si se buscan firmas reconocidas, los precios suben considerablemente. Según el galerista, hay artistas como Natalia Sánchez Valdemoros, Sebastián Mesa y Gabriel Sainz, cuyas obras tienen valores que van de $ 40.000 en adelante. En el caso de otros artistas reconocidos, como Quinquela Martín, hay aguafuertes a $ 40.000, y los óleos están en un promedio de $ 360.000. De Antonio Berni, hay grabados a $ 40.000, temperas a $ 80.000 y óleos a $ 300.000. De Molina Campos, por su parte, se consiguen dibujos a $ 20.000 y témperas a $ 300.000.

LEÉR MÁS  Pronostican mucho calor y hay alerta del Servicio Meteorológico

¿Que rentabilidad puedo esperar de la inversión?

El valor de la obra está ligado al crecimiento del prestigio del artista y a las demandas del mercado. Devorik afirma que en el caso de algunos artistas, las obras pueden llegar a duplicar su valor en un corto  tiempo. Ignacio Gutiérrez Zaldívar puntualiza que la rentabilidad promedio en arte en las últimas cinco décadas ha sido del 5% anual acumulativo, en dólares.

El momento de vender

Muchas veces las obras se revalorizan con el tiempo y su propietario decide vendarlas para obtener una ganancia. O en ocasiones se tiene que vender por necesidad. ¿Cuáles son las alternativas entonces? Las ventas pueden realizarse en galerías, en una subasta o vía Internet. Pero debemos saber que en la Web no se comercializan las mejores obras. Hay un mercado del arte online, pero es difícil encontrar piezas bien cotizadas. Las obras de prestigio generalmente se venden a través de una subasta, donde el vendedor recibe generalmente un 30% menos de lo que paga el comprador. También se puede vender a través de galerías de arte, que cobran comisiones de entre 15 y 30 por ciento.

El mercado argentino del arte

Quienes conocen el mercado del arte consideran que el interés por adquirir obras de arte como tesoro seguirá en crecimiento. Devorik dice que en Argentina, gracias a iniciativas como arteBA y a las políticas aplicadas en los últimos años, el mercado tiene mucho potencial. Hoy en día los especialistas señalan los bajos riesgos de invertir en una obra de arte. Tanto Devorik como Bosch sostienen que el arte es una inversión segura. ”El arte, junto con el ladrillo, son activos de resguardo de valor. No sólo son buenas inversiones, sino que, además, se disfrutan en el día a día”, dice Bosch.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here