Hoy es el Día Mundial del Medio Ambiente

Las amenazas que había entonces no son menores ahora. Contaminación, deforestación, vertidos, desarrollo incontrolado, cambio climático.

La actividad humana ha acelerado la extinción de especies mil veces más que su tasa natural, alertó Víctor Barradas Miranda, del Instituto de Ecología de la UNAM, al citar datos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).  

Expuso que este daño afecta a una enorme variedad de plantas, insectos, aves y mamíferos, que reducen su presencia en la Tierra, mientras avanza la sobrepoblación humana con necesidades de consumo de alimentos, agua y energía, tres ejes que han desequilibrado la ‘trama’ de la urdimbre ecológica.  

En un comunicado, destacó que 17.291 especies están en vías de extinción y muchas desaparecen antes de que hayan sido descubiertas e identificadas.  

La razón de ello, dijo, es un equivocado enfoque de desarrollo, que ha talado los árboles de selvas y bosques, drenado la mitad de los humedales del mundo y empobrecido tres cuartas partes de la población de peces.  

Dejó claro que ‘invertir en una regadera que, en principio, cuesta 10 veces más, pero que ahorra agua y energía, y utilizar focos ahorradores para hacer más eficiente el uso de la electricidad doméstica, son actividades posibles y útiles para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero’.  

En el Día Mundial del Medio Ambiente, que desde 1972 se celebra cada 5 de junio para fomentar acciones a favor de los ecosistemas, Barradas Miranda recordó que la economía planetaria está todavía basada en los combustibles fósiles, especialmente en el petróleo.  

Mientras no exista un cambio de fondo y la economía no rote hacia las energías alternas, será muy difícil acoplar lo económico y lo ambiental para detener el deterioro del planeta, que incluye asuntos globales como el cambio climático y la acelerada extinción de especies vegetales y animales.  

A nivel individual, el ahorro de agua y de energía son acciones útiles, porque la Tierra es un ente viviente, donde el medio ambiente es como una gran trama tridimensional en la que algo estamos haciendo actualmente que tendrá efecto dentro de 50 ó 100 años, aunque no se perciba.  

‘Cuando comenzó la Revolución Industrial se quemaron combustibles fósiles en grandes proporciones, y se pusieron grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. Desde entonces, se han generado muchos gases de efecto invernadero y ahora estamos resintiendo el cambio climático’, señaló.

fuente: informador.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here