Manuel Belgrano fue abogado, economista político, funcionario público, periodista, diplomático, pionero de la educación pública, militar, y por sobre todas las cosas, un hombre fundamental para el desarrollo de nuestra querida y gran Nación.

Además, fue quien creó la escarapela para identificarnos de quienes por aquellos años nos gobernaban, y en ella ya había dispuesto los colores que nos acompañarían por el resto de nuestros días: celeste y blanco, por supuesto.

LEÉR MÁS  Manejaba un micro escolar y lo agarraron "in fraganti" abusando de una nena de 9 años

Su paso a la inmortalidad se dio el 20 de junio de 1820, en Buenos Aires, y bajo extremas condiciones de pobreza. Pero nada pudo opacar sus años de luchas y esfuerzos que marcaron el camino de la libertad y sobre todo, el sentido de pertenencia con estas tierras y los colores que conforman el cielo, para identificarnos eternamente como argentinos.

LEÉR MÁS  Rugbier asesinado: nuevas pruebas vuelven a complicar a la principal sospechosa

Esta celebración, pese a recordar su muerte, nos enseña a sentirnos orgullosos de nuestras raíces y aquellos logros obtenidos con tanto esfuerzo. La fecha fue decretada por ley 12.361 del 8 de junio de 1938, con aprobación del Congreso, por el entonces Presidente de la Nación Argentina, Roberto M. Ortiz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here