Me fascina el humano, su vida cotidiana, sus alegrías, sus necesidades, sus costumbres, lo palpable de la humanidad de cada uno de nosotros. “Mi delirio es la experiencia de cosas reales”.

Me fascina el humano, su vida cotidiana, sus alegrías, sus necesidades, sus costumbres, lo palpable de la humanidad de cada uno de nosotros. “Mi delirio es la experiencia de cosas reales”.
La idea de ¿Hanoi o Potosí? nace a partir de 2 viajes, independientes entre sí, en  los que mi único objetivo  era conocer las costumbres de Bolivia y Vietnam.  Nunca tuve la idea previa de comparar estas 2 culturas, surgió a partir de las semejanzas en las identidades que fui descubriendo y viendo a medida que recorrí los lugares. En Vietnam fue surgiendo y tomando fuerza, a medida que fui recorriéndolo de Norte a Sur, los parecidos y recuerdos de Bolivia saltaban a cada paso, fui viendo tantas texturas, colores, pieles, matices iguales. A la vez que el tiempo y la geografía son tan distantes, recuérdese que mientras allí amanece en esta parte del planeta el sol se pone. Tan alejados como oriente y occidente, pero tan cercanos como costumbres y texturas que fui descubriendo.

Vi, viví  de una forma muy personal, en cada uno de los viajes, las identidades ancestrales, sin tantas influencias, pueblos que siguen viviendo con sus costumbres de hace siglos, personas que prefieren seguir en su lugar sin esclavizarse con la posmodernidad que nos atraviesa en las grandes urbes, en los pueblos “evolucionados”. Ni los unos, ni los otros creen tener la razón, solo deciden qué vida quieren, qué parte de su identidad, de la evolución de sus costumbres, quieren vivir.

LEÉR MÁS  La búsqueda de #Los44, tendencia en Twitter

Las comparaciones son inevitables, mi primera impresión de Bolivia fue el modo sencillo de vida y que la pobreza no es gris como en Argentina o Brasil, los colores están presentes en todo momento. Lo colorido de las ropas tanto en Bolivia como en Vietnam;  en este segundo país, por ejemplo, la pobreza, o lo que entendemos los occidentales por pobreza, no implica violencia y no la justifica.

Visitar una feria popular de domingo en el pueblo de Sapa al norte de Hanoi en la frontera con China fue como estar en la feria de Paria (un pequeño pueblo de Bolivia) que visité por casualidad cuando lo vi desde la ruta, en medio de un viaje, también un día domingo. Comidas típicas, venta de animales, herramientas para el trabajo artesanal del campo, etc; en las dos ferias era todo muy semejante, fue como un sorpresivo déjà vu. También, esas ferias son para buscar el compañero/a para la vida, entonces, la ropa y el ánimo se visten de fiesta al menos por un día a la semana. Tanto la gente como los lugares no estaban maquillados para el turismo, son tan simples como reales y cotidianos.  Las semejanzas volvían una y otras vez a cruzarse por lo que viendo luego, una vez de regreso en Mendoza, mi trabajo no podía, no puedo, no mostrar y contar que desde lo más originario de las costumbres, a miles de kilómetros, Hanoi y Potosí -Bolivia y Vietnan- están conectados; comparten esos colores, texturas y costumbres que pude ver, oler, retratar y poner a disposición de quien quiera compartir desde las imágenes esta experiencia, acercando estas nacionalidades tan distantes en la geografía y tan próximas en la fotografía.

LEÉR MÁS  ¿Qué pasará si hallan al submarino en el fondo del mar?

Sobre al autor:

Dedé Vargas, fotógrafo nacido en el sur de Brasil. Estudio Ingeniería Civil en Porto Alegre, profesión que ejerció hasta los 31 años. Deja la Ingeniería y se dedica a viajar por el mundo, con la intensión de conocer y entrar en contacto con otras culturas y lugares.
Su intensa necesidad de vincularse con el arte, lo acerca a la música y a la escritura. Para dar a conocer sus vivencias desarrolla su trabajo fotográfico, encontrando en él una característica esencial, “comunicar” y captar así lo que para él es “verdadero”.
Posee una formación básicamente autodidacta. Se destaca su pasión por el trabajo en exteriores y el uso del color. En los últimos años Dedé Vargas se dedica a la fotografía de paisajes, trabajando a lo largo de toda la Argentina y países de Latinoamérica como Chile, Bolivia, Uruguay y Brasil. En el año de 2007 incursionó, con su trabajo, por varios países de Europa.
Ha realizado exposiciones en Brasil sobre la Cordillera de los Andes y en contrapunto presentó una muestra en Río Gallegos – en la Patagonia Argentina – sobre la ciudad de Bahia intitulada ”Bahia Bajo Cero”, la cual más tarde se trasladó a Chile. Muestra que también se realizó en nuestra provincia.
En Mendoza presentó “Patagonias”, sorprendiéndonos con su capacidad para captar la instantaneidad; compartiendo lugares que conservan su espíritu virgen y salvaje, que impactan por su belleza inabarcable logrando una producción auténtica sin límites.
Desde hace tres años vive en la ciudad de Mendoza. Actualmente produce y edita un libro de crónicas de viajes y fotografías.
Un artista de aquí y de allá, un encuentro con la belleza incomparable de los paisajes de nuestro planeta.

LEÉR MÁS  Apuestan al mejor clima para intensificar los rastrillajes del submarino

Otras Muestras anteriores:
“Andes”. Brasil, diciembre de 2008. Galería del metro de Porto Alegre.
“Andes II”. Brasil, Septiembre de 2009. Centro Cultural STB de Porto Alegre.
“Bahía Bajo Cero”. Argentina, Diciembre de 2009. Sala Scalabrini Ortíz de Río Gallegos.
“Patagonias”. Argentina, Abril de 2010. Sala Cultural Caja de la Salud de Mendoza.
“Bahía Bajo Cero”. Chile, Junio de 2010. Centro Cultural Imago Mundi de Punta Arenas.
“Bahía Bajo Cero”. Argentina, Octubre de 2010. Festival de Música Brasilera en Godoy Cruz. Mendoza.
“Tailandia”. Argentina, Noviembre de 2010. Inauguración Restó Thai, Mendoza.

Y, además, participó en diversas muestras colectivas en Argentina.

www.dedevargas.com
www.flickr.com/photos/dedevargas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here