Científicos de Alemania, Suiza y EE.UU. han descubierto el virus-bacteriófago llamado Tsamsa en cadáveres de cebras en el parque nacional de Etosha (Namibia) y publicaron su estudio en la revista ‘PLoS One’.

Una de las características clave de Tsamsa es su cola inusualmente larga. Su tamaño es de casi 440 nanómetros, aunque el cuerpo mismo del virus es cinco veces menor.

LEÉR MÁS  Ruta 7: un auto chocó a un camión, se incendió por completo y murió su conductor

El ADN del virus codifica una proteína (gp217) que se une a la membrana del causante del ántrax y destruye sus células. Aparte del Bacillus anthracis, el ‘virus destructor’ también es capaz de neutralizar bacterias menos peligrosas, como Bacillus cereus y Bacillus thuringiensis.

Los portadores principales del carbunco son mamíferos, sobre todo los ungulados -caballos, burros, cabras, antílopes, etc.-, que se infectan al comer esporas que pueden persistir durante mucho tiempo en la hierba. Las personas se infectan con ántrax al comer carne o al despezar a animales infectados.

LEÉR MÁS  Hallaron una bomba casera escondida en el baño del casino del hotel más lujoso de Mendoza

Las esporas de ántrax son uno de los agentes más peligrosos para las armas biológicas. Su aplicación (o fuga casual) por lo general conduce a una forma de infección pulmonar que se caracteriza por un desarrollo muy rápido y casi en el 90% de los casos es letal. En la forma más aguda los infectados mueren a las pocas horas de aparecer los primeros síntomas.

LEÉR MÁS  Mendoza avanza en la construcción de la represa Portezuelo del Viento

Fuente: RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here