El vuelo, que partió de la capital mexicana a las 22:00 (24:00 hora argentina), arribó pasadas las 9:30 con 153 pasajeros y 11 tripulantes a bordo.

”Mexicana de Aviación para volar es muy meticulosa en cuanto a los sistemas de sanidad, por eso a los pasajeros anoche al subir al avión se les entregó el tapabocas (barbijo) y se les recomendó ser muy meticulosos con el sistema de higiene, sobre todo de las manos”, dijo a Télam el piloto del vuelo 1691, Mariano Gómez.

Gómez dijo que en su país ”la situación se está normalizando” en relación con la enfermedad y que ”el recibimiento de los turistas en todos los países ha sido positivo y estamos agradeciendo también a la Argentina por hacer lo mismo”.

LEÉR MÁS  Se incrementan los radares viales en distintas zonas

Tanto los pasajeros como los tripulantes del primer vuelo directo -tras las suspensión del 29 de abril- al bajar en Ezeiza debieron sortear distintos controles sanitarios.

”Una vez que aterrizó el avión, nos volvieron a entregar tapabocas, luego nos llevaron en unos micros a otra terminal, donde nos sacaron una foto, pasamos por el censor de temperatura y entregamos una planilla de salud”, dijo a Télam Gonzalo Herrera, un empresario mexicano que retorna a su país el viernes próximo.

LEÉR MÁS  El viernes 27 cobran los salarios los empleados estatales

En la planilla, los pasajeros deben anotar posibles síntomas, datos personales y el lugar a donde residirán durante la estadía.

Por su parte, una pasajera argentina, de nombre Elvira, que vive en México desde hace tres años dijo a Télam que ”ya antes de salir el avión, en el Distrito Federal, con un aparato nos chequearon la temperatura”.

”Allá ahora la situación es retranquila. Si hubo que tomar las medidas de precaución, pero no fue para tanto”, minimizó.

LEÉR MÁS  En Junio vuelven a aumentar las prepagas

Una figura del deporte que también viajaba en el avión y que sorprendió a la prensa reunida en el aeropuerto de Ezeiza fue Federico Insúa.

El Pocho, que fue campeón en Argentina con Independiente y que también jugó en Argentinos Juniors y Boca, regresaba de México, donde su actual equipo acaba de descender de categoría.

El jugador contó que ”ahora en México está todo mucho más controlado, la gente está mucho más tranquila y perdió el miedo”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here