Esta iniciativa cumple una década desde que comenzó durante la primera gestión del Intendente Joaquín Rodríguez y es ejemplo en la provincia.

La dinámica de trabajo comprende trasladar una gran cantidad de niños, alrededor de las 7 de la mañana, al Polideportivo Francisco Rizzo, donde una vez cumplido terminado el desayuno, a través del plantel docente se les enseña danzas, manualidades y deportes. Luego de las actividades, se trasladan a recibir el almuerzo, otro espacio de integración cotidiano, para posteriormente ser llevados a sus hogares. 

Es importante destacar el aporte de empresas que permiten la continuidad de este programa tales como Chandon, Catena Zapata, Doña Paula y Alco Canale.

El programa que comenzó el 26 de enero se extenderá hasta el 20 de febrero donde se realizará el acto de cierre con autoridades departamentales y provinciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here