Las picaduras fuera de la temporada habitual multiplicaron la demanda de cualquier dispositivo que sirva para ahuyentarlos

La invasión de mosquitos silvestres que lleva casi una semana aún no da tregua, y aunque los especialistas sostienen que la especie no transmite ninguna enfermedad a los humanos, las picaduras fuera de la temporada habitual multiplicaron la demanda de cualquier dispositivo que sirva para ahuyentarlos.

“En un metro cuadrado de charco puede haber cientos de huevos de esta especie, aedes albifasciatus, que crecen donde se forman charcos que no desembocan ni en un río ni en un arroyo”, explica Nicolás Schweigmann, doctor en Ciencias Biológicas y titular del Grupo de Estudios de Mosquitos (GEM), que depende del Conicet y de la UBA.

LEÉR MÁS  El cuerpo encontrado en el río Chubut tenía el DNI de Santiago Maldonado

Según el especialista, “los mosquitos dejan los huevos en los bordes de un charco que luego se seca, y cuando se vuelve a llenar por la lluvia, todos los huevos eclosionan al mismo tiempo”.

Para Schweigmann, esta multiplicación masiva de mosquitos -que disparó la venta de repelentes de entre 70 y 150 pesos- “puede durar hasta tres o cuatro semanas, siempre que el clima se mantenga como hasta ahora”.

LEÉR MÁS  La vinculación entre la muerte de Nisman y la investigación por Santiago Maldonado

El aedes albifasciatus, que estaba en esta región desde antes de que la habitara el hombre y que se encuentra desde Río de Janeiro y La Paz, Bolivia, hasta Tierra del Fuego, se concentra especialmente en las zonas que Schweigmann define como “las más encharcadas del país”.

Según indica, para la especie humana, el aedes albifasciatus no presenta mayores riesgos que la lesión cutánea que pueda producirse al rascarse, o, en caso de sufrir varias picaduras, una reacción alérgica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here