El especialista de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Mario Beroqui, advirtió que “en la Argentina, la implementación de energías renovables es bajísima, prácticamente inexistente”. .

Expresó que “la generación eólica resulta del orden del 0.6% de la potencia de generación instalada total. Considerando el biogás, la generación fotovoltaica y la hidráulica de menos de 50 MW como renovable, en conjunto es del orden del 2% de la potencia total instalada”.

Los analistas de la temática también destacan el enorme potencial de la Argentina en el desarrollo esta industria, una de las más dinámicas del mundo.

La implementación de energías renovables es una alternativa que no daña al medio ambiente, ya que se encuentran en la naturaleza en cantidades inagotables y su impacto es reversible. Estas pueden ser: eólica, solar térmica, fotovoltaica, termoeléctrica, hidroeléctrica, biomasa, derivada de residuos orgánicos, biogás y geotérmica.

LEÉR MÁS  Miembros de la RAM tomaron la sede municipal de El Bolsón

Actualmente se trata de una de las industrias más dinámicas del mundo, con una tasa media de crecimiento anual de 36 por ciento durante los últimos seis años.

La Argentina no escapa al “boom” de las renovables, algo que se puede observar en algunas políticas públicas destinadas a su fomento y diversos ámbitos en los que se debaten y analizan sus alcances y posibilidades.

Uno de ellos es el Congreso que se desarrollará en la exposición tecnológica BIEL Light + Building Buenos Aires, que tendrá lugar del 13 al 16 de septiembre en el predio de La Rural de Palermo.

Las oportunidades de desarrollo del sector de energías limpias del país figuran en el puesto 12° en un ranking que evalúa la performance de 40 naciones, elaborado por la consultora global Ernst & Young.
La producción de energías renovables es una actividad que, además de cuidar el medio ambiente, reactiva la capacidad de generación de empleo.

LEÉR MÁS  Comenzó la autopsia del cuerpo hallado en el río Chubut

“Por cada MW eólico de potencia instalada con insumos fabricados localmente se pueden generar 20 puestos de trabajo directo y otros 160 indirectos”, aseguró la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL).

También en los hogares la producción de energía renovable es una práctica que va cobrando fuerza en el último tiempo: Si bien el costo de inversión es alto, se recupera con el ahorro posterior del consumo de la energía eléctrica tradicional. Beroqui afirmó que que “aproximadamente 25 por ciento de la potencia solar instalada mundial es residencial”.

Una de las desventajas que tienen algunas de estas energías es su dependencia a las condiciones climatológicas, por lo que su producción es intermitente. Por esta razón, deben operarse en conjunto con la generación de energía fósil tradicional para poder mantener la calidad de servicio eléctrico.

LEÉR MÁS  Elecciones: se podrá manifestar la voluntad de donar órganos en las escuelas

Además se están desarrollando tecnologías que permiten almacenar mayores cantidades de energía y, de esta manera, utilizarlas cuando las circunstancias del clima lo impiden.

El 2017 es por decreto el “Año nacional de las energías renovables” en la Argentina y con base en la ley 27.191 que busca fomentar el uso de energías renovables, se llamó a licitación pública para el Programa RenovAr.

Su objetivo es desarrollar proyectos para la generación de energías limpias y así llegar al 2025 con una generación de energía renovable del 20% del total de la producida en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here