Estranguló a su mujer y después se pegó un tiro

El policía que era buscado luego de que su esposa, también integrante de la fuerza, fuera encontrada estrangulada en la casa que compartían en la localidad cordobesa de Despeñaderos, fue hallado muerto esta mañana luego de que aparentemente se suicidara al efectuarse un disparo.

El cuerpo del sargento José Contreras fue hallado en el interior de su automóvil Ford Ka de color negro en la vecina localidad de Falda del Carmen.

El hallazgo ocurrió horas después que la esposa de Contreras, la oficial principal Deolinda Andrea Díaz, de 32 años, fuera encontrada muerta, flotando en la piscina de su vivienda de Despeñaderos.

LEÉR MÁS  El proyecto de ley para habilitar la venta del misoprostol será tratado en 2019

Según indicaron voceros policiales, fue el sargento el que llamó al teléfono de emergencia 101 para comunicar que había asesinado a su esposa.

“No voy a ir preso”, habría advertido el policía, en una frase que habría anticipado su voluntad de quitarse la vida.

Por su parte, el fiscal de Alta Gracia Alejandro Peralta Ottonello, caratuló por la causa como “homicidio doblemente calificado por el vínculo y por haber mediado violencia de género”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here