“Me llevaste mi angelito, pero que Dios te perdone, flaco”, dijo entre lágrimas Fernando Altamirano, pareja de Lourdes Espíndola.

El asesinato de la joven policía de la bonaerense Lourdes Espíndola (25) sigue conmocionando a todo su entorno y a la fuerza. Su marido, también efectivo policial, habló ante la prensa y realizó un particular pedido al homicida de su mujer: “Arrepentite cabezón, vení a hablar conmigo”, pidió entre lágrimas.

LEÉR MÁS  La inflación de julio en Mendoza fue de 3% y supera el 23% en el año

“Al delincuente, que seguro me estás mirando, arrepentite cabezón. Vení a hablar conmigo, por favor te lo pido. Contame cómo fue y que Dios te perdone, papá”, dijo visiblemente conmovido Fernando Altamirano.

“Me llevaste mi angelito, pero que Dios te perdone, flaco”, finalizó.

A Lourdes le dispararon un tiro en el cuello para robarle el arma reglamentaria el sábado por la noche en el partido bonaerense de Ituzaingó, cuando regresaba a su casa tras su jornada laboral. Le diagnosticaron muerte cerebral. La joven -herida como estaba- logró sacar el celular y mandarle un audio de WhatsApp a Fernando, que también trabaja en el Comando de Patrullas de Moreno. Desesperada, logró decir: “Me tiraron un tiro, me tiraron un tiro, me muero, me muero”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here