El municipio de Caucete, en San Juan, pasó a estar en el centro de las miradas debido a que el intendente Juan Gil se rodea de familiares en la intendencia.

Primero fue su esposa, sus dos hijos y un hermano, y ahora nombró a otros dos hermanos, Delfina y Ernesto, como jefa de Legales y director de Ganadería. Explicó que quiere armar un blindaje de personas de extrema confianza alrededor suyo, porque la gestión anterior le dejó cerca de 200 empleados que operan en su contra.

LEÉR MÁS  Mendoza avanza en la construcción de la represa Portezuelo del Viento

La mayoría del equipo que acompaña a Gil está integrado por parientes suyos. Él dice que son los que le dan mayores garantías de lealtad a la hora de administrar el municipio, pero los opositores aseguran que la única motivación que tiene es favorecerlos con buenos sueldos y puestos de decisiones clave.

En declaraciones televisivas, indicó que ”desde el punto de vista ético depende de la mirada de cada uno” y aseguró que sus familiares están capacitados.

LEÉR MÁS  Desalojaron el Hospital Central por una amenaza de bomba

Llamó la atención que sus hijos de 18 y 19 también forman parte de los cargos designados. Contó que ”el de 18 ocupa la secretaría de deportes, tiene experiencia porque practica deportes”

Mientras, Gil insistió en que no le preocupa que los cauceteros lo puedan acusar de cometer nepotismo. Según dijo, ”la realidad es que los únicos que critican son los funcionarios anteriores, pero se olvidan de todos los parientes que dejaron en planta permanente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here