Con una temporada que no logra despegar, Mendoza está a la caza de más turistas para la segunda quincena de enero y el resto del verano. Mientras que en el Gobierno reconocen la merma de visitantes y ponen sus fichas en los próximos días y meses, desde el sector empresario han mostrado preocupación por el poco movimiento, un 10% menos que en el mismo período del año pasado.

Sin embargo las expectativas continúan, a pesar de las escasas campañas de difusión que se realizaron en los últimos seis meses, teniendo en cuenta el cambio de Gobierno. De todas maneras, la provincia ha sido considerada en los últimos días el séptimo destino más popular de Sudamérica, según el reconocido sitio para viajeros TripAdvisor.

Así las cosas, Mendoza busca recuperar el turismo de años anteriores, que la llevaron a un posicionamiento internacional. Hoy la baja, según entienden en el sector y en el propio Gobierno, se da por el contexto político y económico nacional e internacional. Así, para los empresarios está influyendo la devaluación del real en Brasil, los precios más bajos en los países limítrofes, el aumento de los costos en Argentina y, claro está, la eliminación del 35% de la Afip en las compras con tarjetas de crédito, que ha permitido que más ciudadanos opten por comprar paquetes turísticos en el exterior.

En diálogo con LA NACION, la directora del Ente Provincial de Turismo, Gabriela Testa, admitió el panorama actual y dijo que la temporada ”está echada a la suerte” por lo que trabaja para la segunda mitad del año. ”La temporada viene lenta. Tuvimos un buen fin de semana largo de Año Nuevo, con 70% de ocupación pero hoy estamos entre 55% y 60%. La realidad es que en diciembre los empresarios no tenían los tarifarios a la espera de la devaluación, y además mucha gente optó por cerrar sus viajes al exterior”, dijo la funcionaria. Y agregó: ”La temporada está echada a la suerte. Por eso, más allá de algunas reuniones con empresarios del sector, comenzaremos a trabajar fuerte para vender Semana Santa, vacaciones de invierno y el segundo semestre del año. Claro está que la Vendimia, en marzo, que es un producto en sí mismo, ya está muy bien promocionada y vendida”.

LEÉR MÁS  No hay rasgos de violencia en el cuerpo de Karen Violi según la necropsia

Aunque en verano Mendoza compite contra a la costa atlántica, que también por estos días vive un panorama gris, la provincia cuyana es una muy buena opción para los amantes de la aventura, en especial los porteños. Por eso, aún las puertas para pasar las vacaciones de verano siguen abiertas.

San Rafael y Malargüe, las elegidas

La montaña, diques y ríos son la mayor atracción para quienes eligen visitar la tierra del sol y del buen vino. Y ahí aparecen en escena, no sólo los tradicionales sitios de la alta montaña, sino dos destinos privilegiados, al sur de la provincia, que tienen la mayor ocupación: San Rafael (a más de 200 kilómetros de la ciudad de Mendoza) y Malargüe (a más de 400 kilómetros). En estas zonas la demanda de alojamiento supera el 70%.

En el primero, sobresalen las excursiones y deportes acuáticos en Valle Grande, El Nihuil, el Cañón del Atuel y del Diamante, así como en las zonas de ríos y lagos o en los circuitos urbanos y las bodegas. En el segundo, no hay mejor opción que acercarse a las reservas naturales (Llancanelo y Payunia), la Caverna de las Brujas, el valle de Las Leñas y Lago Hermoso, entre otros.

LEÉR MÁS  Paso a Chile habilitado con portación obligatoria de cadenas

Sin embargo, al remitirse a los números, queda un importante camino por recorrer, porque durante la primera quincena, sólo han arribado a la provincia unos 50.000 turistas. De todas maneras, desde el Gobierno apuestan a un repunte en la cantidad de visitantes, sobre todo en la segunda quincena, pero también a fines de febrero y comienzos de marzo, cuando se celebra la fiesta máxima de los mendocinos, la Vendimia, que suele movilizar a unas 50.000 personas.

Al cierre de toda la temporada, aunque los funcionarios prefieran mantener la cautela, se espera que por la provincia hayan pasado unos 400.000 turistas, de los cuales la mayoría llegarían de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y provincias vecinas. En los últimos años, al cierre de la época estival en Mendoza se contabilizaron unos 700.000 visitantes.

”Es un placer visitar esta provincia. Es la tercera vez que venimos en familia. Nos encanta el río, la montaña y, por supuesto, los vinos. Los precios no son tan baratos, pero no difieren mucho de todo lo que pasa en el país”, comentó Mariana, del partido bonaerense de San Martín, mientras recorría el centro de la ciudad de Mendoza, con rumbo al sur provincial, junto a su marido y su hija. La mujer aseguró que tiene familiares y amigos que planean visitar la provincia en el próximo mes. ”Nos encantaría estar para la Vendimia, pero nosotros no vamos a poder”, recalcó la turista.

Históricamente en toda la geografía mendocina durante enero la capacidad hotelera se ha ubicado en el 55%, pero en los últimos años se logró alcanzar el 75% en promedio provincial y más del 80% en el sur. De ahí que la temporada actual haya despertado preocupación.

LEÉR MÁS  Atención padres deudores de la cuota alimentaria

”El éxito del turismo no pasa por los números. Que tengamos hoy una baja del 10% no es alarmante. No somos ni pesimistas, ni optimistas: la mirada es realista. Esperamos seguir creciendo”, concluyó Testa, quien destacó las principales propuestas que ya están en marcha en toda la provincia, vinculadas al cine, al rock, al arte, al deporte y al vino.

Mendoza, en el top ten

Una noticia refrescante y que alivió a las autoridades mendocinas fue el ranking que elaboró el reconocido sitio de internet para viajeros TripAdvisor, que ubicó a la provincia del oeste argentino entre los mejores 7 destinos de Sudamérica, en su ranking anual de los 25 sitios más populares de la región.

”El cerro Aconcagua, la cumbre más alta del hemisferio occidental, domina esta tranquila provincia de Cuyo, en la que reside. Mendoza atrae a un buen número de viajeros en busca de aventura, maravillados por las oportunidades de practicar alpinismo, senderismo y rafting a poca distancia en auto desde el centro”, describe el informe del portal especializado en viajes.

”Mendoza también es querida por los enófilos, que van a degustar especialmente el malbec. Las visitas y las catas en los más de 1000 viñedos de las distintas zonas son algunas de las principales atracciones de la región”, indica la reseña. El listado lo encabeza Buenos Aires, junto a Cuzco (Perú) y Gramado (Brasil). Otras ciudades argentinas aparecen en la nómina: San Carlos de Bariloche (4º) y Villa La Angostura (24º).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here