La posibilidad de volver a instaurar el Servicio Militar Obligatorio “para contener a los jóvenes” propuesta por el senador kirchnerista Mario Ishii continuó generando opiniones a favor y en contra.

El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Granados, se mostró a favor de la convocatoria a una “consulta popular” para que la población opine sobre la posibilidad de volver a instalar el Servicio Militar Obligatorio, y también con que las Fuerzas Armadas colaboren con la “seguridad interior” del país.

“Sería importante hacer una consulta popular, siempre es bueno saber qué opina la mayoría de la gente”, manifestó Granados. Aunque la iniciativa de Ishii está directamente vinculada a los casos de inseguridad en territorio bonaerense, Granados consideró que al tema “habría que analizarlo mucho, ver para qué función cumplirían los conscriptos”.

En ese sentido aseguró que “si la función que cumplirían las Fuerzas Armadas en un futuro cercano fuera la de colaborar con la seguridad interior, sería bárbaro”, volver a establecer la obligatoriedad del Servicio Militar, que funcionó en la Argentina hasta 1994. Sin embargo, el ministro destacó que si la medida “es para que los soldados estén en los cuarteles como estaban antes, entonces no sirve”.

Granados se expresó de esta forma luego de que la idea del ex intendente de José C. Paz fuera rechazada por el Gobierno nacional: “La propuesta no tiene lógica y no es beneficiosa desde el punto de vista de las políticas sociales ni desde el punto de vista de la defensa, donde se han dejado de usar (los sistemas de conscripción compulsiva) hace mucho tiempo”, afirmó el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

Otro que se sumó al rechazo fue el Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, quien aseguró que la “colimba” “agrava la situación de los jóvenes”. “La palabra colimba viene de corre, limpia y barre; no ayuda a los jóvenes, sino que agrava su situación, o sea que los usaban para cualquier cosa. El ámbito es la educación”, subrayó el presidente del Servicio Paz y Justicia de Argentina.

Pérez Esquivel también se refirió a la relación del Gobierno nacional con los organismos de derechos humanos y sostuvo que “deben mantener la independencia de cualquier partido político para decir qué derechos humanos no se cumplen en el presente”.

“Es justo que este Gobierno es el que más hizo en esta materia, y apoyó lo que veníamos haciendo todos los organismos”, afirmó el Premio Nobel, aunque sopesó: “Que el Gobierno quiera apropiarse de la política de derechos humanos, es preocupante”.

Fuente: VoxPopuli

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here