El programa “Producción Más Limpia y competitividad empresarial” está destinado a Pequeñas y Medianas Empresas y es financiado por el Estado Nacional a través de una operatoria Banco Interamericano de Desarrollo. En los últimos meses, varias empresas han continuado la certificación de los procesos que llevan a que cada vez más pymes transformen su modo de producción hacia el cuidado del ambiente y la no contaminación de cauces.

Sobre la importancia de la iniciativa en la que participan un número importante de empresas mendocinas, el ministro de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales, Guillermo Elizalde, recalcó: “Con una correcta formulación e implementación, se mejora la competitividad de la economía de la Provincia, manteniendo puestos de trabajo o ayudando a crearlos.”

La importancia, ambiental en principio, y adicionalmente política y económica de este tipo de programas radica en que impactan fuertemente en mejoras de competitividad de la economía provincial.

“El Programa es una herramienta para promover una producción diversificada, con un menor impacto ambiental y repercusiones muy positivas en la competitividad de las empresas y consecuentemente en la creación de empleo”, agregó Elizalde.

Al incremento en la competitividad de las PYMES, las cuales son el foco de este programa, se suman tangibles e importantes mejoras ambientales y un claro incremento en la generación de empleo y en la multiplicación de la actividad.

LEÉR MÁS  Submarino desaparecido: la Armada confirmó que no fue encontrado, como trascendió

“Para nosotros no es una simple enunciación la condición que este programa esté dedicado a las PYMES. Nosotros, desde nuestra acción política y nuestras convicciones desde siempre, creemos firmemente que las PYMES son el actor principal del esfuerzo que hace el sector económico, acompañado por la acción del Estado para generar riquezas que permiten mejorar día a día las condiciones de vida de nuestra población y las posibilidades de mejora en su calidad de vida”, concluyó el Ministro.

La experiencia de Bodega Furlotti

Bodega Furlotti S.A es una empresa pequeña dedicada a la elaboración de vinos de calidad, a partir de uvas de pequeños productores de Mendoza, y dentro de la Certificación de Comercio Justo. Compra sus uvas a productores asociados en “Viñas de la Solidaridad”, creada especialmente para defender a los pequeños productores de Luján y Maipú del avance de la urbanización y defender el régimen de contratista.

La ingeniera María Laura Bardotti explicó que el proyecto que implementó la firma con el financiamiento del programa Producción más limpia busca mejorar el uso de los recursos hídricos y eléctricos durante el proceso de producción.

“Estamos ubicados en la ciudad de Luján de Cuyo, zona netamente urbana y por el estilo de vino que producimos, de alta calidad, cosechamos las uvas manualmente, en cajas. Estas cajas deben lavarse inmediatamente después de descargada la uva en el sector de molienda y la cantidad de agua utilizada para este trabajo era muy grande. El recurso además de ser costoso, también es limitante en una zona como la nuestra”, comentó la profesional que se desempeña en la empresa.

LEÉR MÁS  Hoy no abren las oficinas del Registro Civil de la provincia

Bardotti evaluó que con la puesta en marcha del proceso, la bodega disminuye notablemente el volumen de agua potable utilizado para lavar cajas. “Ahora, al lavar y enjuagar con hidrolavadora, el volumen es de 5 a 7 veces menor que el utilizado anteriormente”, señaló. Y agregó: “Los Aportes No Reembolsables que nos entregaron significan una oportunidad de continuar invirtiendo en mejor uso de recursos no renovables.

Los procedimientos implementados también comportan otro tipo de beneficios. En logística, las mejoras permitieron que por primera vez desde su creación (2005), la bodega trabajara eficientemente en la molienda y devolución de cajas a las fincas en cosecha. “Años anteriores este trabajo llevaba siempre mucho tiempo, con lo cual los camiones debían esperar a que los operarios terminaran de lavar las cajas. Con la adquisición de la lavadora de cajas, los operarios trabajaron menos esforzadamente, sin mojarse y más aliviados, a la par de la molienda de las uvas y sin demoras. Es decir sin ocasionar esperas a los camioneros o mayor costo de fletes por envíos de cajas en otros medios de transporte”, comentó la ingeniera Bardotti.

LEÉR MÁS  La Justicia falló a favor del sistema de pulverización aérea

Otra de las mejoras implementadas, la conexión del cabezal de lavado de piletas a un recipiente cerrado de líquido, permitió, otra vez, ahorrar en volumen de agua pero también, en uso de insumos de limpieza como los ya mencionados. Este procedimiento también disminuyó el riesgo de trabajo de los operarios, que antes manipulaban estos químicos dentro de los tanques o piletas y ahora sólo los prepararan en un recipiente.

Finalmente, la nueva bomba peristáltica, incluida en el proyecto, tiene menor consumo eléctrico y cuida la calidad de las uvas. “Gracias a esta bomba se pudieron hacer de mejor forma los trabajos habituales de la fermentación de uvas tintas (remontajes, dellestages) y su uso resultó fundamental ante la rotura de 2 de las 3 bombas antiguas de la bodega”, señaló la profesional.

En su plan de mediano plazo, Bodega Furlotti prevé continuar con la producción de vinos de alta calidad e incursionar en otras áreas de mayor generación de empleo como el eno-turismo. El plan incluye, además, la implementación de otras medidas para cuidar el medio ambiente, como la utilización de la energía solar y el reciclado de materiales utilizados en el proceso de producción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here