Francisco inició este año con un llamado a la “no violencia como política para la paz”, al dar su mensaje anual para la 50ma edición de la Jornada Mundial de la Paz que se celebra todos los 1 de enero.

“La violencia y la paz están en el origen de dos maneras opuestas de construir la sociedad”, expresó el Pontífice argentino en el mensaje en el que afirmó que “la proliferación de brotes de violencia da origen a gravísimas y negativas consecuencias sociales”.

El Santo Padre expresó además su deseo de que la no violencia “se trasforme, desde el nivel local y cotidiano hasta el orden mundial, en el estilo característico de nuestras decisiones, de nuestras relaciones, de nuestras acciones y de la política en todas sus formas”.

El Nobel de la Paz

De acuerdo con el testamento de Alfred Nobel, el fundador de los premios, pueden nominar candidatos catedráticos de universidad en Derecho, Historia y Ciencias Políticas; parlamentarios, antiguos laureados y miembros de cortes internacionales, entre otros.

Según dejó escrito en su testamento, el Nobel de la Paz debe reconocer a quienes contribuyan “al hermanamiento de los pueblos y a la eliminación o reducción de armamento, así como formar o impulsar congresos de paz”, aunque el Comité no siempre se ha ajustado del todo a los criterios del magnate sueco.

El ganador o ganadores sucederá en el palmarés al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, distinguido por sus “decididos esfuerzos” por llevar la paz a su país tras 52 años de conflicto armado, a pesar de que el triunfo del “no” a los acuerdos en el plebiscito parecía reducir sus opciones de llevarse el premio.

El de la Paz es el único de los seis premios que se otorga y se entrega fuera de Suecia, en Oslo, por deseo expreso de Alfred Nobel, ya que en su época Noruega formaba parte del reino sueco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here