El papa Francisco aseguró este miércoles que ”no es cristiano” cuando una familia ”no tiene para comer porque debe pagar la deuda a los usureros”, pidió que ”no les falte trabajo” y que ”sea la preocupación central de todos”.

En la audiencia General de los miércoles en la plaza San Pedro, Jorge Bergoglio pidió el ”compromiso de las instituciones” con las víctimas de la usura, ya que se trata, afirmó, de una ”dramática plaga social que hiere la dignidad inviolable de la persona humana”.

La ocasión para atacar a la usura fue el momento en el cual el Pontífice citó a las ”fundaciones asociadas a la consulta nacional antiusura”.

LEÉR MÁS  Multaron con $50 mil a una escuela por un corte de calle

Momentos antes, cuando saludaba a las familias de los obreros de la Shellbox de Castelfiorentino, que atraviesan un largo conflicto laboral, Francisco hizo votos para que se hagan todos los esfuerzos posibles de parte de las instancias competentes, para que el trabajo, ”que es surgente de vida, sea preocupación central de todos”.

Durante la audiencia, Francisco también se refirió a la confirmación de los cristianos.

El papa se preguntó si ”nos preocupamos que nuestros niños y muchachos reciban siempre la Confirmación” y señaló que los cristianos en general se preocupan en bautizar a los niños, pero prestan menos atención a que los jóvenes reciban la Confirmación.

LEÉR MÁS  Ofrecen sueldos de $77 mil por falta de médicos

El Pontífice recordó que la Confirmación da ”una fuerza especial del espíritu para defender el nombre de Cristo y no avergonzarnos nunca de su cruz”.

Bergoglio anunció que cuando haya terminado el ciclo sobre los sacramentos comenzará uno sobre los siete dones del Espíritu.

”No quiero preguntarles -dijo a los fieles reunidos en plaza San Pedro- si recuerdan los siete dones, quizás todos lo dirán, pero no es necesario, no lo hagamos, los diré yo: sabiduría, intelecto, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios”.

Así, Francisco explicó la Confirmación, recordando que forma parte de la llamada iniciación cristiana, que es Bautismo, Confirmación y Eucaristía, y que en origen ”estos tres sacramentos se celebraban en un único momento al término del camino catecumenal, así era sellado el recorrido de formación y de gradual inclusión, que podía durar algunos años y se hacía paso a paso”.

LEÉR MÁS  Doloroso aumento del número de casos de violencia doméstica en Mendoza

Antes de la audiencia general, durante su habitual recorrida entre los fieles por plaza San Pedro, Francisco se detuvo a saludar a unos 300 artistas de circos que se presentaron al encuentro de hoy y uno de ellos le entregó un papagayo verde que el Papa tuvo en sus manos durante algunos instantes.

Fuente: MinutoUno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here