Los efectos del tarifazo se siguen expandiendo: por la suba del gas, la industria alimentaria y los hipermercados preparan nuevos incrementos de precios, ahora en los productos panificados, que oscilarían entre el 2 y 9 por ciento, según diario BAE.

“No se puede medir el ajuste, tal vez no sea un porcentaje muy elevado, o sí, pero golpea muy fuerte a los bienes que más compra la clase trabajadora. El pan es un ejemplo del efecto que tiene el aumento en el gas, y que el Gobierno parece que no ha tomado nota porque va a traer ruido”, expresaron desde el segmento del retail.

Los aumentos alcanzan al pan, de consumo básico; a los fideos, que están en la misma situación; a las galletitas y facturas donde el consumo nacional es muy elevado; a las golosinas como las obleas y los alfajores, y hasta se verá en las pizzerías y casas de comida, con las tartas o empanadas.

Desde el Gobierno admiten que estos serían “incrementos que van a castigar más incluso en las panaderías o los comercios de barrio”, que dependen en forma más directa de la comercialización del pan o de cualquier producto panificado para poder mantenerse en el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here