El Laboratorio de Virología del Hospital Central de Mendoza realizará en un mes el diagnóstico del virus del Chikunguña, ya que hasta ahora las muestras se enviaban a Buenos Aires. La novedad fue confirmada por el bioquímico Héctor Cuello.

El especialista en virología fue uno de los expositores en el Simposio sobre infecciones epidémicas: fiebre Chikunguña y enfermedad por el virus del Ébola, organizado por la Secretaría de Posgrado, Relaciones Institucionales y Extensión y el Área de Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCUYO.

El Chikungunya o Chikunguña, tal como fue nombrado por el Ministerio de Salud de la Nación en las campañas de prevención, es una enfermedad vírica transmitida al ser humano por dos mosquitos que tienen presencia en las Américas. Si bien la enfermedad se originó en África y Asia, luego se produjeron brotes en Europa y se reportaron casos en América del Norte, Central y del Sur.

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), al 21 de noviembre de 2014 se confirmaron casos autóctonos (es decir que las poblaciones de mosquitos del área están infectadas) en Colombia (338), Venezuela (328) Brasil (173) y Paraguay (1). En tanto existen casos importados (las personas fueron picadas por mosquitos infectados durante un viaje) además de los países nombrados, en Bolivia, Ecuador, Perú, Chile y Argentina, donde se confirmaron 22 casos importados.

El bioquímico, Héctor Cuello confirmó a Edición UNCUYO que en un mes se realizará el diagnóstico por el virus del Chikunguña en Mendoza y que los resultados se conocerán entre las 24 y las 48 horas siguientes a la toma de muestra.

Para poder concretar el diagnóstico de esta enfermedad, el profesional realizó un entrenamiento en el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Julio Maiztegui, que depende del Ministerio de Salud de la Nación y está ubicado en la ciudad de Pergamino.

Cuello explicó que en breve llegarán los reactivos a Mendoza, que permitirán determinar si una persona padece este virus. Esto se sumará a la detección del Dengue, que se realiza desde hace tiempo en Mendoza.

Síntomas y tratamiento

Durante el simposio sobre infecciones epidémicas, organizado por la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCUYO, el doctor Juan Orlando explicó las características del virus del Chikunguña, transmitido por dos mosquitos con presencia en las Américas y que son los mismos que pueden transmitir el Dengue: Aedes aegypti y Aedes albopictus.

El profesional explicó que la enfermedad aparecía entre 4 y 8 días después de la picadura de un mosquito infectado, aunque el intervalo podía oscilar entre 2 y 12 días.

”Chikungunya”, dijo Orlando, es una voz del idioma Kimakonde que significa “enfermedad del caminante doblado”, en alusión al aspecto encorvado de los pacientes debido a los dolores articulares que sufren.

El médico enumeró los síntomas de la enfermedad, caracterizada por la aparición súbita de fiebre acompañada de dolores articulares, de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas. Explicó que los dolores articulares solían ser muy debilitantes, pero que usualmente desaparecían en pocos días.

Orlando recalcó que no existía vacuna contra el virus del chikunguña, por lo que el tratamiento consiste en aliviar los síntomas, entre ellos el dolor articular, con antipiréticos y analgésicos, además de la ingesta de líquidos para evitar la deshidratación, y que no era necesario internar a los pacientes. Además, la tasa de mortalidad por este virus es baja.

Campaña conjunta

En la página web del Ministerio de Salud de la Nación existe información disponible sobre el virus, que no se transmite entre personas, salvo el caso de las embarazadas que se enferman cerca del parto, quienes pueden transmitirlo a sus hijos.

El organismo nacional realizó una campaña de comunicación conjunta para Chikunguña y Dengue, teniendo en cuenta que ambas enfermedades son transmitidas por los mismos mosquitos y que las medidas de prevención son iguales, básicamente, reducir al máximo los lugares de cría de estos vectores.

Las medidas de prevención adquieren más importancia si se tiene en cuenta que en Argentina hay casos importados (es decir, de personas que se contagiaron en un viaje), pero ningún caso autóctono, lo que marca que no hay mosquitos infectados con el virus.

En la campaña nacional se destaca la necesidad de eliminar los recipientes que puedan acumular agua, cambiar diariamente el agua de los bebederos de animales y de floreros, mantener los patios desmalezados y tapar los desagües, así como los tanques y todo recipiente que sirva para juntar agua.

Fuente: Edición Uncuyo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here