De este modo, el Ministerio de Hacienda y Finanzas que encabeza Alfonso Prat-Gay, dispuso prorrogar, mediante decreto, hasta diciembre de este año la máxima rebaja posible del Impuesto Adicional de Emergencia sobre el Precio Final de Venta de Cigarrillos del 21% al 7%, que rige desde febrero de 2001 (según Decreto 518/2000).

Pero además comunicó que prepara un proyecto de ley para eliminar definitivamente el Impuesto Adicional de Emergencia a cambio de un incremento de la alícuota de impuestos internos. Este incremento (del 60% al 75%) regirá por decreto a partir del próximo mes, lo que implicará mayores ingresos para las provincias, especialmente para las productoras de tabaco.

En el caso de las 7 provincias que se benefician del FET (Catamarca, Chaco, Corrientes, Jujuy, Misiones, Salta y Tucumán), el aumento del Fondo será superior a los $1.100 millones. En el caso específico de Jujuy, a la que corresponde el mayor porcentaje del FET (4 de cada 10 pesos), el incremento asciende a $402 millones.

Las provincias recibirán $1.100 millones adicionales del Fondo Especial del Tabaco

El FET constituye un aporte para los productores tabacaleros de las provincias mencionadas, ya que su estructura productiva tiene una fuerte dependencia del cultivo del tabaco.

Cabe destacar que ”el proyecto de ley que impulsa Hacienda y Finanzas Públicas se enmarca en los objetivos estratégicos del Gobierno del presidente Mauricio Macri tendientes a reducir el déficit fiscal, sin afectar a las provincias productoras y a los ingresos provinciales en general”, al tiempo que contribuye a desalentar el consumo de un producto nocivo para la salud.

La mala noticia es que el aumento de la carga tributaria derivará en una suba más que proporcional de los precios de los cigarrillos y contribuirá a agregar algunas décimas al índice general de inflación de mayo.

Un consumo que genera un costo sanitario de más de $45.000 millones

Adicionalmente, se señala en el comunicado de Hacienda que ”el aumento en los impuestos internos que ahora propone el Gobierno reducirá sustancialmente el actual déficit del sistema sanitario provocado por los gastos derivados de las consecuencias del tabaquismo que alcanzan alrededor de $45.000 millones”.

Al respecto, agrega el informe oficial que ”en la actualidad, se cubren unos $20.000 millones de un total de $45.000 millones de gastos ocasionados por el tabaquismo, es decir, sólo 41,3%”, de ahí que con los cambios anunciados se espera cubrir unos $37.000 millones, esto es, un 82% de esos gastos.
De esa manera se apunta a reducir notablemente la brecha entre la recaudación por cigarrillos y los gastos para tratar las enfermedades derivadas y Argentina pasa a estar entre los 10 países en el mundo con mayor carga impositiva sobre los cigarrillos. Sin embargo, se parte de un precio inicial tan bajo, que el valor final termina siendo muy bajo en comparación con otros países de la región, como Chile, Uruguay o Brasil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here