Por ahora son sólo esbozos, pero la idea de que Argentina cuente a mediano plazo con una Ley de Seguros Agrícolas, que permita a los productores acceder a herramientas de protección y coberturas ante contingencias climáticas o variaciones bruscas de precios, ya camina a paso firme.
El dato, que el ministro Ricardo Buryaile ha mencionado ya en algunas oportunidades, fue confirmado a Agrovoz por el jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria, Guillermo Bernaudo; y por el subsecretario de Mercados Agropecuarios, Jesús Silveyra; en el marco del Congreso Internacional de Trigo en Brasil.
Plazos
“Sí, ya se está trabajando. Incluso tenemos el apoyo del Banco Mundial. Son procesos que no son tan rápidos como uno quisiera, pero el tema está en marcha. Estamos analizando distintos mecanismos para ir avanzando en una ley de seguros para Argentina”, contestó Bernaudo ante la consulta de este medio al respecto.
En ese marco, adelantó que el horizonte que tienen en mente es presentar el proyecto ante el Congreso para “el segundo semestre del año que viene”. Es decir, la idea sería lograr que la campaña 2017/18 ya cuente con este respaldo para los productores.
Bernaudo aclaró en este contexto que lo que sí se buscará es que la propuesta que llegue a las Cámaras legislativas tenga mucho consenso con todas las partes involucradas, para que no suceda lo que hoy está pasando con las fuertes controversias que hay sobre las reformas a la Ley de Semillas.
Alternativas
Silveyra, por su parte, puntualizó concretamente cuáles son las alternativas que están evaluando desde el Gobierno nacional para poner en marcha estas coberturas de riesgos, que hoy en día son ofrecidas por algunas aseguradoras pero a un costo que es inaccesible para la mayoría de los productores. 
Una posibilidad que planteó Silveyra, sería que el Gobierno utilice parte del Fondo de Emergencia por 500 millones de pesos que se utiliza para asistir a productores en esa situación, como ocurrió este año con los que sufrieron inundaciones, y que con eso se subsidie las primas que cobran las empresas de seguros. 
La decisión al respecto no será sencilla, ya que el Gobierno pretende por el momento no resignar más recursos fiscales a raíz de la debilidad de las cuentas públicas, a la vez que políticamente el agro ha sido uno de los sectores más beneficiados y buscan no dar, a corto plazo, una nueva señal al respecto.
“Tenemos que meter mano desde el Estado financiando parte de la firma. Por eso, es un proyecto de mediano plazo, para cuando vayamos acomodando todas las variables fiscales. Pero está en carpeta. Si le pedimos al productor que haga un esfuerzo tecnológico, nosotros también tenemos que ir hacia mecanismos tecnológicos de cobertura de riesgos para el país y para el productor”, aclaró el funcionario.
Cubrir los costos
Para Silveyra, “lo que uno sueña es que haya un seguro de precios al productor, que le asegure que, con un costo de producción equis, si sucede algo en el mercado, ya sea climático o de precios, no va a perder dinero, sino que al menos va a recuperar su inversión”.
Amplió en este sentido que también podría ser una herramienta útil para el Gobierno nacional. “El seguro podría servir para cubrir la recaudación de derechos de exportación del complejo sojero, a través de coberturas en Chicago por ejemplo; o también un mecanismo de cobertura de la producción total, con opciones como futuros sintéticos en el mercado internacional”, explicó. 
LEÉR MÁS  Apareció el mendocino que se perdió en Japón cuando fue a ver a Independiente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here