Quiere que los bancos ofrezcan 3 y 6 pagos a tasa cero, para contrarrestar el impacto del programa Precios Transparentes

Un consumo pujante es el ingrediente madre de cualquier receta electoral. Consciente de ello, el Gobierno ya comenzó a negociar con los bancos para prorrogar por otros seis meses los planes de compras en cuotas con tarjeta de crédito Ahora 12 y Ahora 18, que, en principio, vencen a fin de mes. La intención de la Secretaría de Comercio sería, además, incorporar esta vez al menú dos planes nuevos de tres y seis cuotas, pero sin intereses.

Desde que en febrero pasado se lanzó el programa de Precios Transparentes, que hizo que muchos comercios y bancos tuvieran que blanquear el costo financiero de sus programas de cuotas sin interés, también los planes Ahora 12 y Ahora 18 sufrieron cambios. Desde entonces, el Gobierno explicitó que el costo financiero total para quien hace uso de las 12 cuotas es del 27,89%, mientras que para los que compran en 18 cuotas es del 30,3%.

Ayer, en una reunión en la Secretaría de Comercio, el subsecretario Javier Tizado les comunicó a los bancos su intención de seguir con el plan de pagos en cuotas, pero les pidió un esfuerzo extra para poder ofrecer planes más cortos pero con tasa cero. La propuesta, sin embargo, no cayó demasiado bien entre los representantes del sistema financiero, que no quieren asumir el costo de un plan que tiene más beneficios para el Gobierno que para sus propias marcas.

LEÉR MÁS  Continuará el buen tiempo en Mendoza

“Igual la negociación todavía no se cerró. Quedamos en plantear alguna alternativa”, confiaron a LA NACION fuentes del sector privado, con la condición de no ser identificadas. “Seguramente se terminará acordando que se va a cobrar una tasa, pero más baja”. Voceros de Comercio, en tanto, confirmaron la información, aunque señalaron que todavía está “verde” la propuesta de los planes sin interés. Anoche la discusión seguía en una reunión en la Casa Rosada entre el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui y el secretario de Comercio, Miguel Braun, con Luis Schvimer y Diego Maffeo, presidente y CEO de Visa, respectivamente.

En los bancos existe gran malestar con el plan de Precios Transparentes, sobre todo, por el timming elegido para implementarlo. Aseguran que desde entonces hubo una fuerte contracción del consumo en rubros como el de indumentaria, electrodomésticos y materiales de construcción. En los últimos días, Comercio incluso les planteó a las entidades la posibilidad de hacer algunos retoques en el plan. Una posibilidad bajo estudio es la de replantear la manera en que se calcula el costo financiero total de las cuotas, que es lo que ahuyenta a muchos consumidores que antes compraban motivados por la promesa de pagos sin interés.

LEÉR MÁS  Paso Cristo Redentor estará habilitado las 24 horas

De todas maneras, en la Secretaría que encabeza Miguel Braun apelan a las cifras para bajarles el tono a las críticas de los bancos. De acuerdo con datos de las principales emisoras de plásticos y que ellos manejan, el consumo con tarjeta crece -aun en febrero- contra los registros del año pasado. Hubo, sí, un cambio en el patrón de consumo a partir de Precios Transparentes: crecen más las compras en un pago que en cuotas.

Según esas planillas, Visa informó que, sumando tarjetas de crédito y de débito, en enero las transacciones aumentaron un 14% con respecto a igual mes del año anterior; en febrero avanzaron un 11%, y en las dos primeras semanas de marzo, crecieron 11%. Mientras que el volumen de ventas avanzó en enero un 51% versus igual mes de 2016, un 38% en febrero y un 34% en las dos primeras semanas de este mes. En febrero, en tanto, las ventas al contado aumentaron un 52%, mientras que en cuotas crecieron un 20%.

Similares fueron los números de Mastercard, que informó un crecimiento en cantidad de transacciones del 10 y el 6% en enero y febrero, respectivamente, y del 9% en las dos primeras semanas de marzo. “En todos los casos hubo un crecimiento interanual mayor al de la inflación”, dice el informe.

LEÉR MÁS  Asesinaron violentamente a una travesti en su departamento

Volverá a venderse el iphone en el país

Abril será, parece, el mes en el que las operadoras locales volverán a vender el iPhone. No será un desembarco completo, porque no vendrá Apple al país a vender su producto estrella. Pero sí lo hará Claro, que es la que ya está haciendo circular algunas invitaciones y ya tiene resuelta la campaña publicitaria. Personal y Movistar todavía están definiendo qué estrategia usarán para reducir el impacto del precio local de esos teléfonos celulares. Algunas cadenas de electrodomésticos, como Frávega y Garbarino, compraron equipos y los ofrecerán en sus locales.

Sí son múltiples los rumores que apuntan a 2018 como la fecha de apertura de una tienda oficial de la compañía. Por lo que se sabe hasta ahora, el iPhone que se venderá aquí tendrá un precio cercano al de la importación directa, es decir, en el orden de 25.000 a 30.000 pesos para el modelo más caro (un iPhone 7 Plus). Como el equipo no está ensamblado en Tierra del Fuego, pagará los impuestos de entrada y no accederá a la reducción de carga impositiva que promueve la instalación de plantas de producción en la isla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here