El cura Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual de menores, presentó este viernes un hábeas corpus por su libertad.

El pedido del sacerdote fue realizado luego de que la Cámara Penal de Morón resolviera el pasado lunes mantener su prisión preventiva.

Los jueces Fabián Cardoso, Aldo Acosta Argañaraz y Elisabet Miriam Fernández rechazaron el recurso de apelación que había presentado la defensa de Grassi y lo declararon abstracto. De esta manera, confirmaron la pena de prisión preventiva que pesa en su contra.

LEÉR MÁS  El papa Francisco ya está en Chile y recorre las calles de Santiago

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here