“Bronca e impotencia” en los familiares de las víctimas de la tragedia

Jorge Pinelli segundo chofer y padre de quien conducía al momento de la tragedia de la cuesta de los terneros, fue detenido en Santa Fé el sábado.

El padre del chofer que manejaba el colectivo que volcó en la Cuesta de los Terneros y causando la muerte de 14 personas en su mayoría niñas y adolescentes, fue detenido el sábado pasado en la provincia de Santa fe en el momento en el que trasladaba un equipo de fútbol.

El hombre fue interceptado por un control cuando manejaba un colectivo de similares características al que conducía su hijo Damian Pinelli al momento del desenlace fatal.

Gastón Aragón, papá de Marianela una de las niñas fallecidas habló con Estudio 91.7 y se refirió a la noticia “Despertarnos el lunes después del día de la madre que pasamos y nos desayunamos con esto la verdad es que la sensación es de bronca, impotencia. Supuestamente no tendría que manejar no podía manejar, la verdad es que es inentendible”

Gastón expresó su sorpresa por el hecho y también comentó que sigue en contacto con los padres de las niñas que viajaban y que también perdieron a sus hijas en el siniestro hace poco más de 3 meses.

“No se toma conciencia, acá en Buenos Aires es como que no pasó nada. En Mendoza es distinto pero acá yo siento como que no pasó nada o pasó hace 10 años, no se toma conciencia” reiteró el papá de Marian tratando de expresar su dolor y reflexionando acerca del hecho “si a este hombre no lo agarraban el sábado esto seguía todo en la nada, es como que se quieren olvidar del tema y acá hay 14 familias que estamos sufriendo hace 3 meses”

El accidente que conmocionó no sólo al mundo de la danza sino a la provincia de Mendoza quedó caratulado como “Homicidio culposo agravado por la conducción antirreglamentaria y por la cantidad de víctimas fatales y heridas” pero sin detenidos ni imputados ya que el conductor murió en el mismo.Posteriormente las pericias oficiales indicaron que el ómnibus que no contaba con habilitación viajaba a 87 kilómetros por hora en una zona en donde la velocidad permitida es de 30 kilómetros por hora.

Aragón contó a Buen día Ciudadano que en agosto pasado con motivo del cumpleaños de su hija viajó a Mendoza y se quedó mas de una semana por lo que en esa oportunidad pudo conversar con el juez que entiende en la causa y además prestar declaración.

Sobre la noticia también adelantó que van a reunirse con los demás familiares de las víctimas y van a tomar una decisión en conjunto para actuar frente la situación de que la empresa que causo la muerte de sus hijos siga operando como “si nada hubiese pasado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here