El Casino de Mendoza en la mira del Tribunal de Cuentas por una millonaria estafa

Desde el organismo de control aseguran que el Instituto Provincial de Juegos y Casino no realizó ninguna acción para evitar una supuesta estafa con los premios prescriptos.

El Tribunal de Cuentas de Mendoza le hizo un llamado de atención al Instituto Provincial de Juegos y Casinos, conducido por la demócrata Josefina Canale, al no actuar ante un posible caso de estafa millonaria a través del obro irregular de la Quiniela de la provincia en 2017.

Según se informó el problema es un “agujero” informático en les sistema de capturas de apuestas online en las agencias oficiales. Con esto aparentemente alguien se estaba quedando con el dinero de los premios que nadie iba a cobrar.

Lo que se detectó es que ese sistema había quedado “abierto”, y por ende se podía cobrar sin contar con un ticket original. La denuncia fue radicada en 2016 por un agenciero, y fue ahí cuando el Casino cambió el sistema.

Sin embargo lo que llamó la atención es que no tuvo resultados en 2017

Ante esto en un pliego que fue notificado el 17 de septiembre el organismo de control le hizo algunas observaciones al IPJyC por “deficiencias en acciones tendientes a la determinación de un posible daño por acciones fraudulentas y fallas en el sistema de control de captura de apuestas”, señala el expediente Nº305. Con esto, el Tribunal de Cuentas se refirió a “deficiencias graves” del sistema sin sanciones del proveedor, Ivisa.

En marzo del 2017 la cartera comandada pr Canale había contratado a la UNCuyo para que realizara una auditoría y estudiara el sistema de apuestas. Sin embargo, y si bien el plazo de trabajo era de seis meses, el Tribunal de Cuentas dio cuenta que no hubo resultados de la investigación durante todo el año pasado.

“No se han producido resultados de las investigaciones que permitan tomar acciones concretas por parte del Instituto respecto de las agencias que pudieron actuar fraudulentamente y respecto de la empresa proveedora del sistema, por fallas en el mismo”, indicaron.

“No hay constancias en las piezas administrativas de la solicitud formal de cambio en el sistema para solucionar la falla de seguridad detectada al permitir a los agencieros descargar como pagados tickets premiados, sin la validación del ticket en poder del apostador. Tampoco existen explicaciones fundadas por parte de la empresa…”, sostiene el Tribunal.

Ante esto mañana habrá una reunión entre las autoridades del Casino y la Fiscalía de Estado porque el Fernando Simón quiere conocer los avances que hubo en el tema, y si se sancionó o no a las agencias.

Además el Tribunal de Cuentas le pidió a los responsables del Casino provincial que presenten los documentos correspondientes para que no se transforme la acción en un procedimiento administrativo “irregular”.

Desde el gremio de la Unión del Personal de Juegos y Casinos de Mendoza aseguran que la estafa perjudica directamente a los empleados, ya que el 65% de los premiso prescritos está destinado a los trabajadores del organismo como bonificación de sueldo.

Respecto al 35% restante, este vuelve a las arcas del Estado como ganancia para ser dirigido a programas de salud y sociales. Ese último punto también fue cuestionado por el organismo de control por un faltante de $93 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here