Entre tantas historias de ayudar al otro, desembarca una movida que bien vale la pena destacar.

”Un café pendiente” es una iniciativa que surgió en Nápoles, Italia, y consiste en pagar de manera anticipada un café a alguien que no tiene los recursos para hacerlo. Las redes sociales se encargaron de que cruzara las fronteras y hasta el Océano Atlántico.

LEÉR MÁS  Pronóstico: toda la semana con altas temperaturas

De a poco comenzó a dar sus primeros pasos en bares porteños y algunas ciudades del interior del país.  ”La organización fue muy espontánea. 

Los bares y cafés que son parte están identificados con el logo de ”Un café pendiente” y, además de servir la taza, también hacen su aporte con medialunas, tostadas o lo que deseen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here