En lo que va del año ya hubo 982 casos denunciados, que representan casi un 10% más que el año pasado.

La Oficina de la Mujer, dependiente del Poder Judicial, dio a conocer las estadísticas de violencia doméstica en Mendoza. Las cifras no son nada alentadoras, ya que según informaron, en lo que va del año se atendieron 982 casos, que representa casi un 9,7% más respecto al 2017.

Quien se encargó de difundir la información fue Stella Spezia, directora de la mencionada oficina. En el mismo periodo, pero del año pasado, se habían registrado 896 casos. “Preocupa el incremento de la violencia sexual”, explicó.

Los números confirman que, como sucedió el año pasado, la franja más afectada va desde los 20 a los 50 años. En total, de las denuncias que recibió la Dirección de la Mujer, 398 casos (41,4%), son de mujeres de entre 30 y 39 años, mientras que otros 242 (25,2%) tienen entre 22 y 29 años.

“Nos preocupa mucho la violencia sexual. Se está incrementando y hay que trabajar mucho en el protocolo para no perder pruebas y asesorar a las mujeres”, detalló Spezia.

“Lamentablemente los procesos son muy estresantes, es un sistema muy violento. Con muchas declaraciones y pericias. Ahora con la nueva ley -la 9040- se está acortando un poco, pero son procesos difíciles”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here