Trabajar es un valor positivo en nuestra sociedad (dicen que dignifica), pero si empieza a sentir una necesidad irrefrenable de trabajar y piensa en ello incluso en sus días libres puede que se esté convirtiendo en un adicto al trabajo.

Investigadores de la Universidad Jaime I de Valencia y de la de Utrecht han estudiado a más de 2.000 trabajadores españoles y holandeses para demostrar las consecuencias de esta adicción. Los resultados, publicados en la revista «Psicothema», confirmaron que cuanto mayor era la puntuación en la adicción al trabajo, menos felices se mostraban los encuestados y peor era la percepción sobre su salud.

LEÉR MÁS  La carta viral del padre de uno de los tripulantes del submarino desaparecido

Pero ¿cómo puedes saber si te has convertido en un «yonqui» del trabajo? Los autores de esta investigación utilizaron como medida la Escala Alemana de Adicción al Trabajo (DUWAS por sus siglas en inglés), formada a su vez por dos subescalas: trabajar excesivamente y trabajar compulsivamente.

A través de 10 afirmaciones sobre las costumbres en el trabajo, y según la frecuencia con la que se repetían, los investigadores pudieron diagnosticar a los adictos. ¿Te atreves a hacerlo?:

LEÉR MÁS  Apuestan al mejor clima para intensificar los rastrillajes del submarino

– Cuando trabajo siento que estoy en una contrarreloj
– Sigo trabajando incluso cuando mis compañeros ya han terminado
– Es importante trabajar duro incluso cuando no me gusta lo que hago
– Estoy ocupado constantemente
– A menudo siento que hay algo dentro de mí que me empuja a trabajar duro
– Dedico más tiempo al trabajo que a estar con mi familia o amigos o realizar actividades de ocio
– Me siento obligado a trabajar duro incluso cuando no es agradable
– Hago más de dos o tres cosas a la vez, como comer, escribir una nota y hablar por teléfono al mismo tiempo
– Me siento culpable cuando no estoy trabajando
– Me cuesta relajarme cuando no estoy trabajando

LEÉR MÁS  La carta viral del padre de uno de los tripulantes del submarino desaparecido

fuente: ABC.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here