Un tiempo atrás, productores mendocinos se encontraban preocupados por el agroquímico que utilizaría el gobierno para combatir la lobesia botrana, mejor conocida como la polilla de la vid, el cual sería suministrado de forma aérea, ya que aseguraban, mataría a las colmenas de abejas. Además advertían que podía llegar a ser nocivo para la salud.

Con el objeto de demostrar y desmentir lo que decían los productores, el gobierno provincial realizó pruebas aéreas sobre colmenas, para observar que no se verifican cambios en el desarrollo del colmenar tratado, una vez aplicado.
El 23 de octubre, con la presencia de técnicos del Iscamen, la Dirección Provincial de Ganadería y apicultores de Mendoza, realizó un ensayo de aplicaciones aéreas sobre colmenas, a fin de garantizar la inocuidad sobre abejas del producto que se emplea para el control de la polilla de la vid. El procedimiento fue garantizado desde la preparación y carga a los aeroplanos hasta la aplicación ante escribano público.

LEÉR MÁS  Nuevo parte oficial por el submarino desaparecido

La aplicación aérea se realizó sobre 30 colmenas en la localidad de El Vergel, Lavalle, y en una superficie aledaña de 100 metros alrededor de las colmenas en estudio. Se colocaron elementos de medición de la aeroaplicación en las colmenas y en las áreas circundantes, pudiendo evidenciarse la llegada del producto a la zona con presencia de abejas.

LEÉR MÁS  Cornejo defendió las reformas y apuntó a quienes se oponen: “Toman posiciones políticas sin estar informados”

El ensayo tuvo por objeto además evaluar la incidencia que podría tener una aplicación aérea del producto utilizado, el cual es específico para el control de lepidópteros o polillas, sobre abejas e insectos benéficos. Con el propósito de colaborar en el procedimiento de evaluación, participó además el técnico superior en Apicultura y auditor reconocido nacionalmente Pablo Maessen.

Como primera medida, antes de la aplicación, Maessen, en compañía de varios apicultores, realizó una evaluación del estado general de cada colmena, lo cual quedó registrado en planillas.

LEÉR MÁS  Un maestro abusó de sus alumnos de jardín

El 27 de octubre, se realizó la primera verificación luego de aplicado el agroquímico. Se verificó que las posturas realizadas por la reina eran normales, que había aumentado el desarrollo esperado de los panales y la actividad de las abejas era normal. No se encontraron abejas muertas y la fauna nativa benéfica alrededor del colmenar se encontraba inalterable.
Se concertó una nueva presencia en la zona para el 3 de noviembre, a fin de realizar una segunda evaluación, en función de lo establecido al comienzo del ensayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here