Ferreyra fue asesinado el pasado miércoles en un enfrentamiento entre gremialistas de la Unión Ferroviaria y empleados tercerizados que habían sido despedidos.

El joven vivía con sus padres y una hermana menor en la localidad bonaerense de Sarandí y se convirtió en militante del Partido Obrero a los 13 años, cuando participó junto a su hermano de la manifestación durante la cual fallecieron los piqueteros Kosteki y Santillán.

De carácter introvertido, desde muy joven se declaró como militante y fue presidente de su Centro de Estudiantes.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here