Julio Bazán fue brutalmente agredido el lunes por la tarde mientra cubría los disturbios que se producían en las afueras del Congreso, cuando cientos de manifestantes comenzaron a atacar a la Policía para evitar que se realice la sesión para debatir la ley de reforma previsional que finalmente fue aprobada.

“Documento de la barbarie contra la prensa, que no podrá detener nuestra vocación de informar”, escribió en su cuenta de Twitter junto con una imagen que denota el deterioro de su rostro.

LEÉR MÁS  Elisa Carrió criticó a la UCR y a Cornejo: “Lo que está buscando es cargos, quiere la vicepresidencia”

El periodsita fue atacado por un grupo de violentos que lo golpeó, le tiró ceniza caliente en la cara y hasta le arrojó un piedrazo que le provocó un durísimo golpe en la cabeza por el que recibió cinco puntos de sutura.

“Me suturaron con cinco ganchos la cabeza por el golpe y tengo la boca hinchada, porque me quemaron por dentro con esa ceniza“, explicó Bazán en diálogo con Cada Mañana.

LEÉR MÁS  Docentes universitarios paran este martes y miércoles

El periodista aseguró que la violencia que percibió en la Plaza del Congreso tenía un único objetivo: destruirlo. “Buscaron hacerme daño con todos los medios. Yo creo que la intención era destruirme. Estaban desaforados”, explicó el periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here