Derechos del ciclista mendocino

El polo ciclista mendocino
La cercanía con Chile y sus insumos baratos, su geografía con relieve, ideal para Mountain Bike, y el impulso a la bicicleta urbana y la posibilidad de combinarla con otros medios de transporte crearon las condiciones para el auge de la bici mendocina.  Es una provincia con fuerte cultura ciclista y tuve el gusto de conocer, en Porteñoland, muchos mecánicos de esa localidad, que practican mountain o descensco, con bicis de más de 20 kilos.
Para uso urbano, la Municipalidad de la Ciudad de puso en funcionamiento, a modo de prueba, las estaciones inteligentes de bicicletas con el objetivo de impulsar y profundizar el uso de estos rodados menores no contaminantes y de desalentar el uso del automóvil.
Las primeras estaciones se encuentran en la Plaza Independencia, Estación Cultural de calles Las Heras y Belgrano y en la explanada del Edificio Municipal, y la semana próxima comenzará a funcionar otra en la Universidad Tecnológica Nacional, informan.
Según informa la prensa, el sistema ofrece numerosas ventajas sobre la experiencia de transporte en bicicleta de sus usuarios. Las EA, a través de un sistema computarizado interconectado y monitoreado con cámaras de seguridad, ofrecen la posibilidad de auto gestionar el retiro de una bicicleta en la barra más cercana a su punto de origen y culminar su transacción con la devolución de la misma en la barra más próxima a su destino (fuente).
Párrafo aparte merecen las diferentes rutas del vino en bicicleta con recorridos por diferentes zonas vitivinícolas como Luján de Cuyo, Maipú o el Valle de Uco, para conocer varias de la gran cantidad de bodegas productoras de nuestros reconocidos vinos en excursiones de enoturismo que son un gran atractivo para venir a pedalear por Mendoza, invitan.
Eso sí, rigen los controles de alcoholemia…
El derecho a estacionar
Por Lucas Burgos, desde Mendoza. Edición de Sergio Mohadeb
La gran ausencia en la planificación urbana ciclística mendocina continúa siendo la falta de espacios de estacionamiento, tanto públicos como privados. En la Ciudad de Mendoza, por ejemplo, exite una ordenanza municipal vigente desde 1995 que alienta aparcar en playas de estacionamiento.
Sin embargo, y si bien podría denunciarse en defensa del consumidor, la mayoría de los garages no aceptan las bicicletas, y el municipio capitalino no interviene ni contribuye a mejorar esta situación, por lo que es recurrente la problemática de los robos de estos vehículos en la vía pública.
Algo similar pasa en Rosario. Frente a esto se impone una acción del municipio, reglamentar la ordenanza y mecanismos ágiles para hacerla cumplir, tal como ocurre en CABA, aunque con altibajos o subidas y bajadas, que a veces cuestan esfuerzo a los ciclistas.
*Lucas Germán Burgos, Gestor Ambiental, Presidente en ACUM (Asociación de Ciclistas Urbanos de Mendoza), creador del Pro Bici; Programa de incentivo a la bicicleta como medio de transporte sustentable. En Twitter.
LEÉR MÁS  Los docentes también se adhieren el paro del 25 de septiembre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here