A más de una semana de la nueva ordenanza de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza que establece la prohibición de los cuidacoches en zonas no predeterminadas de la Capital, los trapitos continúan reclamando y esta vez, se convocaron frente a la comuna para protestar por la prohibición de su actividad dispuesta por el intendente Rodolfo Suárez.

Tal es el enojo de los cuidacoches, que durante la mañana de hoy intentaron realizar cortes en la calle 9 de Julio, frente al edificio municipal. Minutos después pidieron que salga algún funcionario a responder a sus pedidos, y dejaron de lado el corte de calle para esperar en la explanada del Municipio.  Frente a esta protesta, comenzó a llegar personal policial para controlar posibles disturbios en el lugar o que se interrumpa el tránsito.

Los cuidacoches realizan por estas horas una asamblea en la puerta de la Municipalidad para exigir trabajo ante la prohibición de que sigan realizando su tarea. Denuncian persecución de la policía y que el Estado no garantiza el acceso al trabajo para todos

A principios de este mes, el Concejo Deliberante de la Ciudad de Mendoza aprobó una ordenanza que prohíbe a los cuidacoches, llamados despectivamente trapitos, en toda la ciudad.

Desde la municipalidad aseguraron que habían realizado un censo para establecer cuantas personas realizan dicha actividad en la capital mendocina y que los cuidacoches serían incorporados al sistema de Estacionamiento Medido y a otras empresas con convenios con la municipalidad. Sin embargo una parte importe de los y las cuidacoches denuncia no haber sido censados y que la municipalidad no les da ninguna respuesta sobre su futuro laboral.

Por este motivo, este lunes se concentraron desde las 9 de la mañana en las puertas de la municipalidad, donde realizaron una asamblea para discutir los pasos a seguir para exigir una reinserción laboral efectiva para todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here