La reunión duró poco más de una hora e intercambiaron “muchas anécdotas”. La neurocirujana le solicitó a la mandataria “que ayudara al gobierno cubano a reconstruir la familia cubana”. ”Que pida que los cubanos seamos libres sin tener que pedir permiso a nadie”.

La presidenta cristina Fernández de Kirchner y la médica cubana Hilda Molina mantuvieron hoy un encuentro ”muy ameno y familiar”, según conceptualizó la nuera de la cubana, Verónica Scarpatti.

”Fue una reunión muy amena y familiar, Cristina nos recibió, por supuesto como presidenta, pero básicamente como madre”, dijo Scarpatti, en un breve alto en la marcha cuando abandonaba junto a su suegra y su esposo, Roberto Quiñones, la explanada de casa de Gobierno.

La presidenta y Molina -junto a su hijo y nietos- estuvieron reunidas una hora diez en el despacho principal de la Casa Rosada, en un encuentro en el que se relataron ”muchas anécdotas”, según detalló Scarpatti.

LEÉR MÁS  "La misma iglesia que mantiene el Estado argentino es la que no ayuda"

Junto a la presidenta estuvieron el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, y uno de los secretarios privados de Cristina.

En cuanto si había formulado algún pedido específico a la presidenta, su nuera refirió que ”le repitió el pedido que le expresó a La Nación”.

En una entrevista publicada el lunes por el diario porteño, la médica señaló que ”la señora Presidenta es mujer y sabe lo que es la familia. Yo le pediría, tal vez le estaría pidiendo mucho, que ayudara al gobierno cubano a reconstruir la familia cubana”.
”Que pida que los cubanos seamos libres sin tener que pedir permiso a nadie. Eso es lo que yo le pediría”, añadió luego la médica que obtuvo el viernes pasado un permiso de 30 días del gobierno cubano para visitar a su familia en la Argentina.

LEÉR MÁS  Nuevo parte oficial por el submarino desaparecido

Molina llegó el domingo por la mañana a la Argentina y tal como anticipó la presidenta en una visita a la Sala de Periodistas de la Rosada el viernes, el encuentro con la médica se concretaría a su retorno de Ginebra.

Hoy, Molina y su familia llegaron puntualmente a la cita con la jefa de Estado y estuvieron más de una hora en un encuentro que fue calificado por Scarpatti como ”muy cálido”, al punto que hubo bocaditos para los nietos de la médica.

LEÉR MÁS  La búsqueda de #Los44, tendencia en Twitter

En su blog personal, la médica de 66 años, publicó hoy un agradecimiento al pueblo argentino por gestionar la visita, quince años demorada, a sus hijos, nietos y a su madre, Hilda Torrejón, de 90 años y con un cuadro cardíaco delicado.

”Agradezco todo el apoyo que he recibido del pueblo argentino en mi llegada al país e informo que este blog seguirá funcionando normalmente tan pronto como alcance un grado de calma que me permita escribir”, precisó Molina.

”Ver a mi madre es el motivo principal de mi visita”, expresó Molina apenas tocó suelo argentino.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here