Por: Tiempo Argentino
Las autoridades sanitarias de Córdoba confirmaron diez casos de dengue en la capital provincial y admitieron un brote de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti. Dos de los casos fueron importados por argentinos que viajaron a Bolivia y Venezuela. Los otros ocho casos son autóctonos.
A partir de hoy, se llevará a cabo la fumigación total de la superficie urbana de la capital cordobesa. Hasta el momento, los equipos de fumigación del Ministerio de Salud provincial trabajaban en el bloqueo de los focos de transmisión, en las casas de quienes contrajeron el virus y en diez cuadras a la redonda.
”Vamos a fumigar todos los barrios, las 24 mil hectáreas de la ciudad de Córdoba”, destacó el ministro de Salud, Carlos Simon. El funcionario también informó que hay una persona en estado grave en la terapia intensiva del Hospital Rawson. Se trata de un anciano de 82 años.
Durante una conferencia de prensa realizada ayer, Simon destacó que con la fumigación se mata al mosquito adulto, ”pero no a la larva, por eso la colaboración de la gente es esencial para parar este brote”. También informó que se conformará una ”mesa de seguimiento compuesta por representantes de sanidad de la provincia y de la Nación.” El sábado, los equipos de fumigación comenzarán los recorridos por los barrios, que se extenderán por 15 días. Además, se intensificarán las tareas de prevención de la enfermedad y concientización sobre la importancia del descacharrado, que evita el nacimiento del mosquito.
Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), puede producirse un brote de dengue cuando el índice supera el 1% de viviendas infestadas. A su vez, en uno de los últimos relevamientos, en unas 25 manzanas de la capital, realizado por personal de Epidemiología, el resultado preliminar indicaría que se habrían hallado larvas en cerca de la mitad de las viviendas visitadas. Desde la cartera sanitaria mediterránea destacaron que para llevar adelante las tareas de fumigación, se firmó un convenio con la Cámara de Fumigadores de Córdoba, que aportarán otras 30 máquinas rociadoras a las cuatro que ya posee el Ministerio de Salud.
Hector Cotto, director de Control de Vectores del Ministerio de Salud de la Nación, viajó ayer a Córdoba para participar de la lucha contra el brote. Por su parte, el ministro de Salud, Juan Manzur, había pedido el martes ”no generar alarma” tras la aparición de casos de dengue en distintas regiones del país, pero advirtió que ”lo más probable es que tengamos presente a la enfermedad”.
El jefe de la cartera sanitaria señaló que la aparición de nuevos casos ”es lo normal y esperable para esta época del año”, y aseguró que ”se extremaron las medidas de prevención”.
En la Argentina, según los últimos datos relevados por el Sistema de Vigilancia de la Salud (SIVILA) del Ministerio de Salud, en lo que va del año se estudiaron 834 pacientes con síntomas compatibles con dengue, y en 22 de ellos se confirmó la enfermedad en laboratorios de referencia provincial, todos ellos con antecedentes de viajes al exterior. «

Para tener en cuenta
Prevención. El Ministerio de Salud de la Nación recomienda:
Agua: Vaciar, dar vuelta o colocar bajo techo los elementos que puedan acumular agua: baldes, frascos, botellas, juguetes o cubiertas.
Limpieza: Deben limpiarse las canaletas y tapar los tanques de agua.
Periódicamente: Cambiar el agua de floreros y bebederos de mascotas.
Protección: Colocar mosquiteros en puertas y ventanas.
Echarlos: Usar aerosoles repelentes, tabletas insecticidas o espirales.
Cortes: Mantener los patios desmalezados y destapados los desagües de lluvia de los techos.
Médico: En caso de presentarse fiebre repentina, realizar la consulta médica de inmediato.

Precauciones para prevenir contagios
La cartera sanitaria nacional recuerda a los viajeros que se trasladen a Bolivia, Paraguay y Brasil o a zonas fronterizas con esos países, donde se registraron casos de dengue, que deben tomar precauciones para prevenir el contagio y estar atentos ante la aparición de síntomas.
Entre las recomendaciones para las personas que viajen a las mencionadas regiones, se destacan la utilización de repelente sobre la piel expuesta; el uso de ropas con mangas largas y pantalones largos si van a desarrollar actividades al aire libre, y proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros mientras permanezcan al aire libre.
Las autoridades sanitarias nacionales solicitan a los viajeros que si en el transcurso de su estadía, o durante las dos semanas posteriores al regreso, presentan síntomas como fiebre, dolor de cabeza (especialmente detrás de los ojos), dolores musculares, articulares, erupciones, náuseas y vómitos, no se automediquen y concurran inmediatamente a la consulta médica en el centro de salud más cercano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here