La novedad fue dada por los integrantes de la Asamblea ”Jachal no se toca” y se hizo notar a través de los medios digitales alternativos como el primer caso de contaminación en seres humanos.

La situación provocó un nuevo revuelo en la capital del departamento que aún se siente afectado por el derrame de agua cianurada ocacionado por una mala maniobra en la mina de Valadero explotada por la Barrick Gold. El escape que originó la contaminación ocurrió el 13 de septiembre del año pasado y fue confirmado la primera semana de octubre a través de una crónica de Unidiversidad.

El caso de la contaminación con cianuro en los cauces de los ríos que confluyen en río Jachal se ha mantenido en la agenda pública por los distintos momentos con novedades respecto de las consecuencias de aquel vertido descontrolado de agua con cianuro.

LEÉR MÁS  Ordenan desalojar a vecinos de San Carlos que cortan la ruta 40 contra el fracking

Saúl Zeballos referente de los vecinos confirmó a Señal U este nuevo suceso. Contó al aire que la familia del chico de cinco años decidió hacerle los análisis de sangre por la sintomatología presentada.

También reveló que los vecinos piden que se les dé oportunidad desde el Estado de San Juan para acceder a estudios de metales en sangre para quiénes lo soliciten.

    Miguel Vega, el intendente de Jachal que la Facultad de Medicina de la UBA estaba dispuesta a realizar esos análisis pero que debía tener el aval de algún organismo oficial para realizar esas detecciones. Lo llamativo fue la respuesta del intendente a ese requerimiento según la narración del referente jachallero: “El intendente nos dijo que él estaba condicionado ya que la megaminería era una política de estado en San Juan”.

LEÉR MÁS  Hablemos de periodismo

Aún así otro medio regional, Jachal Magazine! Informó el martes 26: El Municipio de Jáchal distribuye agua potable a los vecinos de Mogna.

El juez de Jachal Pablo Oritja dictó la medida cautelar luego de que se presentaran unos análisis con valores de arsénico y boro por encima de lo que pide el Código Argentino. “En Mogna no pueden tomar agua, he prohibido su distribución por parte de la unión vecinal ya que no se puede consumir“, dijo Oritja. Mogna es un pueblo rural de Jachal donde históricamente el agua ha tenido alto contenido de arsénico.

LEÉR MÁS  Atropellaron a una joven en el centro y se encuentra grave

¿Por qué están preocupados y piden análisis de sangre para quien lo necesite? De acuerdo a lo expresado por Zeballos, porque un informe técnico de la UNCUYO -realizado en diciembre pasado- sobre muestras tomadas de distintas fuentes de agua, definía que en la zona urbana de Jachal el agua que consumían los vecinos era potable, mientras que las zonas rurales el agua no está apta para el consumo humano.

Con este análisis de sangre, los pobladores de la ciudad de San José de Jachal se alarmaron porque el niño afectado por metales en sangre vive junto a su familia en el centro jachallero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here