Consternación y miedo entre los vecinos de la joven hallada muerta en ciudad

Karen Agustina Violi (20) fue encontrada sin vida en la bañadera de su departamento de las torres de San Juan y Siria.

En la puerta del departamento 14 de la torre A3 del conocido complejo capitalino, situado entre las calles San Juan y Siria hay dos fajas de papel firmadas por un fiscal que impiden el ingreso, justo al lado de la puerta, un oficial de policía controla que nadie violente el ingreso, “la custodia se va a mantener hasta que lo decida la fiscalía”, dice el efectivo. Todo está oscuro y en silencio.

Karen Agustina Violi (20) vivía en ese lugar junto a dos amigas de la misma edad. El miércoles, la chica fue hallada muerta en su bañadera; el cuerpo estaba en avanzado estado descomposición y, sin bien el anticipo de la autopsia confirmó que no se encontraron signos de violencia, la causa de su deceso sigue siendo un misterio. Ante esto, los vecinos de la torre están asustados y hasta evalúan contratar un guardia de seguridad que vigile la entrada a esa torre las 24 horas. 

Según los vecinos que hablaron con Los Andes, Karen estuvo sola los últimos días porque sus compañeras de departamento se habían ido a pasar las vacaciones de invierno con sus familias, en San Carlos. Sin siquiera abrir la puerta, por su “estado de shock emocional”, la mujer que vive en el departamento contiguo al de las jóvenes estudiantes, el número 15, se anima a relatar lo sucedido: “Ayer por la tarde llamé a la Policía porque sentía un olor nauseabundo que salía por debajo de la puerta de ese departamento (el de Karen)”, dijo consternada. Tras esto, la chica fue encontrada sin vida. 

En el piso donde vivía Karen hay 8 departamentos, uno deshabitado. “Es difícil entablar una relación de amistad con los vecinos, ya que se mudan mucho. La nayoría son estudiantes”, asegura Federico, un joven que vive justo en la otra punta del pasillo del segundo piso de la torre A3. “A la chica la conocía de vista, de entrar y salir y de saludarnos con un ‘hola y un chau'”, agrega.

Por el avanzado estado de descomposición del cuerpo y por su último posteo en las redes sociales, se presume que Karen murió la tarde del domingo. Esta hipótesis coincide con el testimonio de un chico que trabaja de delivery en un local de comidas ubicada en la entrada a la torre. “Él la vio entrar el domingo al edificio”, asegura Federico, primo del testigo y vecino de la joven. “Yo no la veía desde hace muchos días”, confiesa.

Otro de los que tenía contacto frecuenta con la joven era Edgardo, el dueño del almacén ubicado a metros de la puerta de la torre A3. “La última vez que la vimos fue hace un par de semanas, cuando vino a dejar unas llaves. Como vivían tres en el mismo departamento, muchas veces dejaban la llave en el negocio”, aclara el comerciante.

LEÉR MÁS  Enviarán a juicio oral a Daniel Scioli por tráfico de influencias

“Venían, ella y sus dos compañeras, todo el tiempo. Todas las siestas pasaban para ir a Gimnasio, Siempre andaban las tres juntas. La verdad, estamos consternados”, asegura el comerciante.

Preocupación en la torre 

El gigante complejo de departamentos capitalino es una “ciudad universitaria” dentro del centro mendocino. “El 60% de los inquilinos son estudiantes”, calculan los vecinos más antiguos.

A la torre A3, en la que habitaba la joven, solo se puede ingresar con llave. No hay un portero ni guardia de seguridad. Como medida de seguridad extra, la administración del edificio colocó dos cámaras, una apunta a la puerta de entrada y la otra a los ascensores.

Pero tras la misteriosa muerte de la joven estudiante, los vecinos están analizando contratar un vigilador para que controle el ingreso y egreso a la torre. “Estamos asustados, no sabemos qué pasó, en el grupo de WhatsApp del edicifio ya estamos hablando de esta posibilidad”, cuentan.

Sin signos de violencia 

El cuerpo de Karen “no presentaba signos de violencia”, según confirman los resultados preliminares de la autopsia.

“Se van a realizar una serie de estudios anatomopatologicos para poder determinar el motivo de la muerte”, agregaron fuentes cercanas a la investigación. Estos análisis se demoran varios días, por lo que la causa del deceso aún sigue siendo un misterio. Si bien la causa está bajo la órbita del fiscal Carlos Torres, este está siendo subrogado por su par Horacio Cadile.

Quién era Karen 

Karen (20) era oriunda del Valle de Uco pero se había mudado a Ciudad para comenzar sus estudios superiores. Estudiaba Educación Física en el instituto Santa María Goretti. Además, la joven trabajaba en distintos boliches mendocinos como relacionista pública y era aficionada a las maratones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here