Comunidades extranjeras en Mendoza: crecen 5% cada año

Hoy, los ciudadanos de otros países radicados aquí son cerca de 100.000. En 2010 había 65.619 registrados.

Nuestra provincia tiene vocación internacional. Una dimensión en la que podemos analizar este tema es a través de la inmigración. Si analizamos este aspecto, en Argentina vemos varias etapas.

Desde 1880 a 1930, una gran inmigración proveniente de Europa y Asia Menor. Y desde 1940 a 1980, una nueva corriente inmigratoria proveniente de los países limítrofes.

En el caso de Mendoza , encontramos los siguientes puntos salientes:

-La provincia actúa como nexo entre Buenos Aires, Córdoba y Chile. A mediados del siglo XIX teníamos migrantes provenientes de Chile incentivados por la explotación del oro.

-Los presidentes Mitre, Sarmiento y Avellaneda promueven la inmigración europea. En Mendoza se destacan españoles e italianos.

-Se extiende la frontera hacia el Sur; se integra económicamente el país. Importante rol del Ferrocarril.

-El aporte extranjero viene acompañado de nuevas técnicas, maquinarias y equipamiento.

-A partir de 1950, la industrialización atrae a inmigrantes de países limítrofes.

Entre 1860 y 1880 la provincia de Mendoza ejerció un rol de nexo geográfico, unido a un importante desarrollo agropecuario e intercambio cultural.

A partir de 1849 se produce el auge del oro y ello atrae a numerosos mineros chilenos. En 1864, el 90% de los migrantes eran de esa nacionalidad.

La gran corriente europea
Entre 1880 y 1930 se produce la gran migración europea. Mendoza está ampliando su frontera hasta el río Diamante, se realizan obras hidráulicas importantes y se produce la llegada del ferrocarril. Los migrantes italianos se ubican segundos después de los chilenos. Llegan británicos, españoles, judíos y libaneses.

El censo de 1914 determina que el 32% de los 277.535 habitantes y los españoles ocupaban el primer lugar. El censo vitivinícola muestra que el 26% era propiedad de italianos.

La etapa que va desde 1947 a 1960 se caracteriza por un auge de la industria liviana y un aumento del poder adquisitivo de los salarios. Aparece así la inmigración limítrofe.
Bolivianos llegan a través del ferrocarril Belgrano. Son albañiles y jornaleros agrícolas en su mayoría. Se instalan en el cinturón verde del Gran Mendoza y pasan a ser la cuarta comunidad.

Más chilenos en los ’70
En la década del 70 también hay una importante migración chilena de carácter político. Desde 1974 a febrero de 1975 ingresan 107.800 chilenos. Algunos se radican y otros se dirigen a otras provincias o países. Así, Mendoza cumple un rol de Puerta entre el Atlántico y el Pacífico.

La nueva ola
Los últimos datos disponibles permiten apreciar que la cantidad de extranjeros crece a un ritmo de entre el 3 y el 5 % anual. En 2010 habían 65.619 extranjeros, con un 42% de bolivianos, 28% de chilenos y 8% de peruanos. Últimamente, tenemos ingresos importantes de Colombia, Venezuela y Haití.

Numerosas manifestaciones de esa presencia permite visualizar una integración muy interesante con la comunidad nativa. Clubes, hospitales, sociedades, centros, círculos, fiestas patronales, coros, expresiones musicales, etc forman parte de un capital social insoslayable que fortalece y enriquece nuestra vocación internacional.

El autor de esta nota es presidente del Foro Diplomático en Mendoza y Embajador mandato cumplido de Argentina en Chile.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here