Comienza el primer juicio por jurado en Mendoza

La selección de jurados se realizará a partir de las 9 y serán 12 personas las elegidas entre las 96 que salieron sorteadas previamente.

Hoy se inicia el primer juicio por jurado de la provincia con la participación de 12 jueces del público deberán fallar por el caso donde se encuentra imputado Sebastián Petean Pocoví, el el hombre imputado por tentativa de femicidio tras apuñalar a su ex pareja embarazada de gemelos y por las muertes de los policías Jorge Cussi y Daniel Ríos, a quienes mató al atropellar con su camioneta el 25 de mayo de 2018.

La selección de jurados se realizará a partir de las 9 y serán 12 personas las elegidas entre las 96 que salieron sorteadas previamente.

Además de los integrantes del jurado, quedarán seleccionadas otras cuatro personas que también deberán presenciar el debate. Esto se debe a que si uno de los 12 participantes tiene algún problema y no puede continuar, el sustituto pueda integrarlo sin inconveniente.

Tanto el representante del Ministerio Público Fiscal, en este caso el fiscal Fernando Guzzo, como la defensa del acusado, podrán excusar a alguno de sus miembros si lo ven necesario. Ya sea porque un jurado tenga algún vínculo con testigos o acusados u otra particularidad.

LEÉR MÁS  Comprueban la corrupción de un fiscal en el caso de espías extorsivos

Una vez que se tenga al tribunal conformado, a partir de las 13 está pactado que se presenten los testigos y allí se iniciaría el debate, siempre y cuando estén dadas las condiciones. El juez técnico será Rafael Escot, quien no podrá intervenir ni hacer preguntas al imputado. Sólo participará si la parte acusatoria o defensora así lo solicita.

El jurado tampoco tendrá participación y sólo escuchará las declaraciones de los testigos para luego dar a conocer la sentencia.

En este punto, el fallo debe ser unánime, es decir, todos deben coincidir si la persona es hallada culpable o no culpable. Si uno de los miembros tiene otra visión y no coincide con el resto, se pasaría a lo que se donomina un «jurado estancado», el cual prevé que se realice un nuevo debate y con un nuevo jurado.

Esta situación, marca la ley, solamente se podrá repetir hasta dos veces máximo. Es decir, si se hace un nuevo debate y tampoco se llega a un sentencia unánime, el imputado podría ser sobreseído. Sin embargo, según detallaron, este sistema implementado en la provincia no correría ese riesgo, admitió José Valerio, juez de la Corte.

LEÉR MÁS  Buscarán elevar las penas para quienes conduzcan con más de 0,5 gramos de alcohol en sangre

Por último, se espera que el viernes se pueda conocer el fallo porque ese día será el turno de los alegatos tanto del representante del Ministerio Público Fiscal y de la defensa. Una vez finalizada dicha instancia, el jurado se retirará a una sala confeccionada en el Tercer Piso donde debatirán qué resolución tomarán.

Esto, explicaron, no tiene estimado un tiempo de duración y puede tardarse desde una hora o toda la jornada. Esta cumbre no podrá ser interrumpida y los presentes contarán con un intermediario que los comunicará, en caso de ser necesario, con el juez técnico para hacerle saber si ya tienen el veredicto o no.

La sala tendrá las puertas cerradas con llave y en otra oficina lindante está dicho mediador. También contarán con un televisor por si quieren reproducir algún video del debate por parte de alguno de los miembros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here