El subsecretario de Justicia, Sergio Bonsangue, junto con el juez de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Nanclares, y el presidente del Colegio de Abogados, Hugo Luján, integraron la mesa académica, y dieron inicio formal a los cursos que servirán para conocer y estudiar el nuevo Código Civil y Comercial.

Sergio Bonsangue, fue el encargado de presentar a la doctora Aida Kemelmajer quién fuera miembro de la Comisión Redactora del nuevo Código Civil y Comercial, y expresó que “es un orgullo que una mendocina haya tenido la posibilidad de integrar esta comisión, no sólo por la importancia que tienen para todos los argentinos estas nuevas modificaciones, sino porque también responde a las diversas opiniones, que se han escuchado para llevar adelante estas reformas”.

Luego de la presentación, la doctora Aida Kemelmajer comenzó con la exposición ante las más de mil personas que se hicieron presentes en el Auditorio Ángel Bustelo y dijo que “es un placer ver una sala llena, plena y con gente interesada en conocer este nuevo código civil, que tiene como objetivo principal la interpretación de los cambios producidos en la sociedad”.

Estos cursos, se llevarán a cabo durante 9 meses (marzo a noviembre) y contarán con la participación de docentes de distintas universidades de Mendoza, Córdoba y Buenos Aires, como así también de autoridades del Gobierno provincial, el Centro de Capacitación de la Corte, la Escuela de Capacitación Legislativa de la Cámara de Senadores y de la Federación del Colegio de Abogados.

Es importante destacar que, luego de la aprobación de la ley 26.994, la cual consistía en modificar distintos artículos del Código Civil, desde los distintos poderes del Estado, los Colegios de Abogados, la Asociación de Magistrados decidieron promover una serie de cursos para que, no sólo de abogados sino también estudiantes y público en general, estudien y analicen los cambios producidos.

Código confeccionado por internos

Uno de los puntos destacados, es que una vez inscriptos, a los participantes del curso recibieron un Código Civil y Comercial confeccionado por internos que realizan labores en los talleres de imprenta de la penitenciaria provincial.

Esta no es la primera vez que internos de Boulogne Sur Mer participan en este tipo de acciones que tienen como principal objetivo inculcar y promover la cultura del trabajo en los internos penitenciarios brindándoles, a través de los talleres laborales, herramientas para que una vez en libertad puedan desempeñarse en un oficio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here