Hasta la fecha, la compañía y su principal competidor, Pepsi, buscaron alternativas que nunca cumplieron totalmente con las expectativas del consumidor

El azúcar puede haberle dado millones de dólares en ganancias a The Coca-Cola Company, pero hoy le genera problemas.

Principalmente por estar más atentos a la alimentación saludable, cada vez más personas están dejando de tomar gaseosas (según Quartz, en Estados Unidos el consumo bajó un 19% en 15 años).

Lejos de bajar los brazos, esta semana lanzaron un concurso público para científicos con un premio: 1 millón de dólares.

¿El desafío? Encontrar en menos de 150 días una sustancia natural, segura, bajas calorías (idealmente sin), que genere la misma sensación que el azúcar cuando se incluye en comidas y bebidas.

Hasta la fecha, Coca-Cola y su principal competidor, Pepsi, buscaron alternativas que nunca cumplieron totalmente con las expectativas del consumidor. Por el gusto y también por la procedencia.

Según indica el diario La Nación, el caso que mejor funcionó es el endulzante a base de stevia, pero el sabor no se siente igual en todas las bebidas.

Algo es seguro: las personas están cada vez más en búsqueda de productos cercanos a la naturaleza y menos procesados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here