El dictado de clases también se suspendió en otras 15 provincias. Uno de los ministros de Mauricio Macri tiene influenza y Rodríguez Larreta está bajo sospecha

El gobernador bonaerense, Daniel Sciol, afirmó que “la Provincia está tomando todas las medidas de prevención y ejecutivas necesarias para asistir a los afectados por la gripe”.

En ese sentido, recalcó que al suspender las clases “estamos preservando a nuestros alumnos” y añadió que no se dejará de atender todo lo que es la asistencia alimentaria y el trabajo activo de los auxiliares de la educación.

El ministro de Salud, Claudio Zin, fue el encargado de detallar los recaudos que su cartera lleva adelante en los hospitales de la Provincia y subrayó que se han hecho “los reparos pertinentes para acopiar insumos”.

Zin anunció que se dictó la emergencia sanitaria en toda la jurisdicción porque la demanda de personas con síntomas de gripe ”se sextuplicó” en todo el territorio.

”Hay que tomar medidas de contención sin asustar pero advertir a la gente que se sextuplicó la demanda, por lo que no hay un tema de insumos en los hospitales sino que hay muchos virus circulando, la mayor cantidad benignos”, dijo Zin durante una conferencia de prensa.

LEÉR MÁS  Desalojaron el Hospital Central por una amenaza de bomba

Además, aseguró que desde la cartera sanitaria bonaerense están “intentando cuidar a la gente del mejor modo posible” y afirmó: “Tomamos las medidas cuando nos parece que hay que tomarlas”.

Por su parte, el director general de Cultura y Educación de la Provincia, Mario Oporto, informó: “Hemos tomado la decisión de suspender la actividad escolar a partir del 6 de julio hasta el 20 de julio, cuando empiecen las vacaciones”.

De esta manera, la Provincia se suma a la medida oficializada por la cartera educativa porteña y los alumnos no concurrirán a las aulas desde el próximo lunes hasta el 3 de agosto.

El ministro consideró que “esto es una responsabilidad en conjunto con las familias”, por lo que pidió que las dos semanas sin clases no se tomen como vacaciones extra y que los chicos se mantengan en lo posible dentro de sus hogares.

En tanto, Oporto aseguró que se va a “mantener en actividad en los comedores escolares”, pero “entregando los alimentos frescos directamente a las familias”.

En la Ciudad

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri anunció que se declaró la emergencia sanitaria en la Ciudad de Buenos Aires y que se adelantarán las vacaciones en la jurisdicción para ”aislar el contagio de los chicos en las escuelas”.

LEÉR MÁS  Ruta 7: un auto chocó a un camión, se incendió por completo y murió su conductor

En conferencia de prensa, Macri recomendó ”mantener la calma y autoaislarse en su casa en caso de tener síntomas de gripe” y añadió que ”el 99% de los casos de este virus es curable”

En tanto, sobre los miembros del gabinete porteño contagiados con la influenza H1N1, Macri ratificó que “son tres en el gabinete que tienen gripe, están en su casa, aislados para no contagiar, se curarán y volverán a sus trabajos”.

En ese sentido, el jefe de gobierno porteño estimó que los funcionarios se contagiaron “en una reunión de trabajo el viernes” que se realizó “aprovechando la veda política”.

El ministro de Salud de la Ciudad, Jorge Lemus, también participó de la conferencia de prensa y remarcó que “no hay por qué tener un gran nivel de pánico ni de alarma” e informó que “estamos por delante de las dos o tres semanas de mayor riesgo epidemiológico”.

“Estamos en plena fase de mitigación, donde lo mas importante son aquellas tareas de tratamiento, tanto ambulatorio como de internación”, afirmó. Y recordó: “Ya no hisopamos a la población en general, sólo se brinda el tratamiento de los internados y de la población en riesgo”.

LEÉR MÁS  Hallaron muertos a la esposa y a uno de los hijos del senador Luis Naidenoff

Panorama en todo el país

Otras 15 provincias resolvieron suspender el dictado de clases en todos sus niveles, para prevenir la propagación del virus de influenza A en las escuelas a la vez que varias jurisdicciones decretaron la emergencia sanitaria con la misma finalidad.

En algunas provincias, la medida consiste en agregar dos semanas al receso invernal de julio, mientras que en otras jurisdicciones se suspendieron las clases por una semana para luego volver a retomar las actividades escolares y después iniciar las vacaciones.

Además de Capital Federal y el territorio bonaerense, las jurisdicciones que suspendieron las clases son: Santiago del Estero, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Santa Cruz, Neuquén, Misiones, Córdoba, Catamarca, San Luis, Río Negro, Chaco, Mendoza, La Pampa y Tierra del Fuego.

En tanto, en las ciudades bonaerenses de Mar del Plata y Bahía Blanca, se adelantaron a la medida impuesta por el gobierno provincial y suspendieron las clases desde esta semana hasta el 31 de julio.

El comité que preside el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y que supervisa en forma directa la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, decidió además destinar un refuerzo presupuestario para las provincias de 700 millones de pesos para los próximos 60 días, para prevención y equipamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here