Herzo cierra en Agosto porque no puede competir con las importaciones que Puma compra a China y Brasil a mitad de precio. “Se nos hace bastante difícil competir, no es un problema financiero ni económico, no, pero no nos podemos sostener ni competir con las importaciones que se abrieron a partir de diciembre”, expresó Iglesias.

Según los rumores que circulaban en el pueblo, los trabajadores serían suspendidos durante 15 días y les habrían hecho firmar un documento expresando su acuerdo y la debida notificación de la medida.

Iglesias desmintió esto y dijo “suspender no, nosotros dimos un adelanto de vacaciones de invierno” y agregó “acá hay 194 personas trabajando, son 200 familias que dependen de la fábrica en un pueblo de 5000 habitantes, y todos los empleados saben que vamos a cerrar, yo hablo con ellos como hablo todos los días.”

“Vamos a indemnizar a los trabajadores, no tenemos ningún tipo de problema financiero, Puma nos exige tener todo al día, de otro modo no podríamos trabajar con ellos porque no nos comprarían, y ya le mandé una carta de mi parte al gobernador expresándole la falta de ayuda del gobierno a la industria, pero no recibí ninguna respuesta”, amplió el responsable de Herzo y remarcó “desde 1999 no tenemos promoción industrial, nosotros no necesitamos plata, lo que necesitamos es  trabajar, y el gobierno parece que no lo entiende.”

“Lo que pasa es que tenemos un problema muy serio por la importación de mercaderías, no tenemos ayuda y tampoco políticas que beneficien a la industria, y sin industria no hay provincia ni país que funcione. Hace 8 años que estoy a cargo de Herzo y jamás recibimos ayuda, subsidios, nada, acá vino Poggi a visitar la planta, se sacó fotos, prometió cosas peo nunca pasó nada.”

Según el apoderado de la fábrica, “la situación se empezó a complicar a partir de diciembre, cuando se abrieron las importaciones y todo lo que nosotros fabricamos ahora Puma lo trae de afuera, y los precios a los que eso entra al país hace que nosotros no podamos competir, no pudimos. No nos podemos sostener. Es triste. Vamos a cerrar una planta que tiene 30 años de funcionamiento y que le da de comer a 200 familias en el pueblo.”

Herzo es una textil que fabrica accesorios para calzado deportivo y es el proveedor más grande del país de mochilas y carteras para PUMA. Tiene también un local de venta al público y su planta en Concarán funciona desde 1986.

San Luis Opina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here