China, un país que por cuestiones de seguridad estratégica almacena grandes reservas estatales de cereales, carne y otros alimentos básicos, ha anunciado la liberalización del mercado de maíz. También ha confirmado que ya no obligará al almacenamiento de este cereal.

El gigante asiático tiene más del 50% de los inventarios de maíz a nivel mundial. La medida ha sido tomada por la Administración Estatal de Cereales con el fin de mejorar la eficiencia del sector y reducir las diferencias de precios entre el mercado interno y el internacional, que ha producido un aumento de las importaciones y problemas para comercializar el maíz nacional.

LEÉR MÁS  Quisieron hacer un asado y prendieron fuego la casa

Las autoridades chinas también han acordado la concesión de subsidios a los productores de maíz chinos e incentivos a empresas para que adquieran cereal producido dentro del país.

Los analistas ven estas medidas como la mayor reforma emprendida en el sector de los cereales en China, en línea con las medidas para enfocar más la economía nacional en el consumo, aunque presenta riesgos si la liberalización produce una fuerte bajada de precios y con ello falta de incentivos para el cultivo y disminución de la oferta.

LEÉR MÁS  La Dirección General de Escuela condenada por un caso de bullyng

También podría afectar a algunos de los principales exportadores de cereal a China, como EEUU o Australia, ya que se prevé incluso que produzca una paralización total de las importaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here