Cada vez es más común encontrar vinchucas en las áreas metropolitanas y ante esto, desde la Dirección de Zoonosis brindaron distintas recomendaciones para las personas que encuentren estos insectos.

Con el objetivo de descartar la posibilidad de haber contraído el Mal de Chagas, que se transmite a través de la picadura de una vinchuca infectada, los animales deben ser capturados vivos y llevados a analizar.

En el caso de encontrar una vinchuca no se la debe matar: contrariamente, hay que capturarla viva y llevarla al centro médico más cercano o directamente al hospital Lencina (Villa Hipódromo, Godoy Cruz) o a la Dirección de Zoonosis Rodríguez 1209, Capital).

Generalmente, los resultados son negativos, pero en caso de que sean positivos, las personas que viven en el entorno donde fue encontrado el insecto deben realizarse análisis de sangre para verificar si contrajeron la enfermedad.

En lo que va de 2014, Zoonosis confirmó que detectaron dos vinchucas infectadas en el Gran Mendoza, lo que generó cierta alarma, ya que los insectos encontrados en las áreas metropolitanas generalmente son inofensivos.

La creciente cantidad de vinchucas en las ciudades está relacionada con las plagas de palomas. Según explican los profesionales, los insectos se alimentan de la sangre de estas aves y encuentran en sus nidos el hábitat ideal para su proliferación.

Fuente: VoxPopuli

{jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here