“Queremos profundizar el proyecto de inclusión” para “combatir el desempleo juvenil con estudio”, explicó Cristina antes de anticipar las medidas para paliar la crisis de los jóvenes que ni trabajan ni estudian.

En primer lugar, el programa de los llamados “ni-ni” para los jóvenes de entre 18 y 24 años pasarán a recibir una ayuda de 900 pesos en lugar de 600, lo que significa un incremento de 50 por ciento, para la compra de materiales de estudios y viáticos. Se simplificaron algunos requisitos de regularidad escolar y de salud para los inscriptos; y triplicaron el tope del requiso económico por familia o titular que pasará de 4.716 a 14.148 pesos, lo que representan tres salarios mínimo, vital y móvil. En más de un año de la implementación del Progresar, unos 570 mil jóvenes reciben la cuota y con las nuevas medidas llegarían al 1,2 millones.

LEÉR MÁS  La búsqueda de #Los44, tendencia en Twitter

“Con estos anuncios se universaliza el derecho a estudiar”, apuntó la mandataria durante el mensaje de 38 minutos a todo el país desde el Salón de las Mujeres del Bicentenario.

Otra de las medidas de corte social fue el aumento de 900 pesos para las becas universitarias para los más de 66 mil estudiantes que cursan en 2015.

No hubo ninguna una suba en la Asignación Universal por Hijo, pero igual llegaron novedades para los que perciben el programa: una ayuda escolar anual de 700 pesos.

LEÉR MÁS  "La misma iglesia que mantiene el Estado argentino es la que no ayuda"

Es costumbre en las últimas presentaciones dar buenas noticias sobre la situación económica de la Argentina. Esta vez destacó un informe de la CEPAL en la que el país tiene la mayor inversión social per cápita en toda América Latina.

El discurso de tono más político y con impronta de campaña fue en el tradicional patio de los militantes, después de la cadena nacional. Cristina volvió a diferenciarse de la marcha de los fiscales del 18F por Alberto Nisman y agradeció el apoyo de los que el 1º de marzo se movilizaron “bajo la lluvia y sin paraguas”. Contó una anécdota del músico Enrique Santos Discépolo, que tenía una novia con quien había hecho un pacto para tirarse al río, pero el día acordado llovía torrencialmente y cuando la vio llegar a la Costanera en un taxi, con botas, impermeable y paragüas, le dijo “ma sí, vivamos”.

LEÉR MÁS  Fase crítica: “No hay ningún rastro del submarino”, dijo el vocero de la Armada

“Quiero agradecerles el acompañamiento permanente de esta juventud increíble que se acerca. Algunos decían que hacíamos patios militantes porque no teníamos convocatoria”, retrucó la mandataria a los sectores de la oposición.

Al finalizar dirigió un mensaje a los votantes no kirchneristas y defendió la gestión del gobierno. “Asegúrense que ese al que voten les siga dando las cosas que ganaron en estos últimos 12 años. No se aceptan devoluciones”, afirmó al mirar directamente a la cámara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here