Las tarjetas contienen olor a marihuana, pero también una serie de pistas que ayuden a los vecinos a dar con alguno de estos ‘invernaderos’ clandestinos, según informa la BBC. De esta manera, se dan una serie de tips para que los que reciben las tarjetas jueguen a ser detectives y avisar a la Policía. Algo muy poco habitual entre los holandeses que, conociendo quiénes o dónde se encuentran las plantaciones, no suelen dar aviso a las autoridades.

LEÉR MÁS  Internaron a Pablo Moyano por un ACV

Entre estas pistas sobre lugares que pueden resultar sospechosos enumeran: casas donde se escuche de forma constante el ruido de un ventilador, persianas o cortinas echadas de forma permanente, instalaciones eléctricas supletorias en lugares poco habituales o pisos vacíos a los que acude gente de forma esporádica.

En los Países Bajos, el consumo de marihuana es legal desde 1976 y cada habitante tiene derecho a poseer hasta cinco plantas para explotación propia.

LEÉR MÁS  Apareció el mendocino que se perdió en Japón cuando fue a ver a Independiente

No es la primera vez que se lleva a cabo algo así. Hace cuatro años, la misma empresa encargada de esta campaña (la compañía de gas Eneco) se encargó de distribuir tarjetas con olor a gas entre los holandeses para que supieran identificar escapes cercanos a ellos.

fuente: Ciudad.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here