Cayó el violador de ancianas de Mendoza

Abel Maldonado, el violador y ladrón de ancianas, no siempre se llevaba objetos de valor.

Un muchacho de 25 años fue capturado hace instantes por la Policía de Mendoza, gracias a la nueva tecnología ADN de cotejos comparativos.

Abel Maldonado violaba, ataba y robaba a mujeres adultas mayores que residían solas en casas de Dorrego y Ciudad de Mendoza.

El hombre de profesión “albañil” por las noches atacaba ancianas para ultrajarlas y luego quitarles sus pertenencias, a veces personales y sin valor alguno.

Por estos hechos, el obrero de la construcción fue imputado por robo simple, violación y agresiones varias.

Gracias a sus antecedentes (en el 2017 fue imputado por otros robos), el material genético de este delincuente quedó registrado en la base de datos de la Policía y esta semana fue capturado.

LEÉR MÁS  El 19 de octubre se celebra a nivel mundial el día del Cáncer de Mama

“El martes, con la evidencia de los hechos -ADN de la víctimas-  se buscó en la base de datos y se dio un “match” con la muestra de un hombre que había cometido un robo”, dijo a la prensa Miguel Marino, director de laboratorio de genética del Ministerio Público Fiscal.

En función del modus operandi que utilizaba este ladrón/violador, los pesquisas lograron conectar diversos ataques en un radio de incidencia muy bien marcado, en los que se pudo hallar ADN del implicado.

Sin embargo, el sujeto delinquía lejos de su residencia ya que vivía en Palmira y escogía a sus víctimas por redes sociales.

A raíz de este dato, los sabuesos de la Policía de Mendoza, detectaron que las preferencias de Maldonado a la hora de elegir una víctima eran: ancianas que vivieran solas. Una vez que las detectaba, empezaba a analizar sus movimientos y luego las atacaba con armas de fuego.

LEÉR MÁS  Michetti llega a Mendoza para reunirse con De Marchi

Abel siempre hacía lo mismo: ingresaba por la fuerza a las viviendas y amenazaba a las mujeres para que mantuvieran el silencio. Luego las violaba y finalmente les robaba.

Lo llamativo en este punto es que muchas veces se llevó elementos de poco valor que se presumen serían “trofeos” para recordar a sus víctimas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here