Caso Luciana: renunció el director de la Dinaf y hay seis imputados

“Comunico por este medio que la renuncia del licenciado Fernando Herrera, director de Protección de Derechos de DiNAF, ha sido aceptada. Como así también la suspensión preventiva de Felipe Rafael Vizcarra, operador de OAL y de Vanesa Gianina Consina, Coordinadora OAL Capital”. Esto fue publicado en el perfil de Twitter del gobernador Francisco Pérez en la jornada de ayer. La dimisión de este funcionario y la suspensión de los otros dos responsables de esta área está relacionada con la trascendencia que el crimen de Luciana Rodríguez, de tres años, provocó en la sociedad mendocina.

En tanto, anoche, la fiscal de Delitos Complejos, Claudia Ríos, imputó a cinco operadores del Órgano Admnistrativo Local y al renunciante director de Protección de Derechos, Fernando Herrera, por presunto “incumplimiento de funciones”.

El equipo de asistencia de la Municipalidad de Capital había advertido al Ejecutivo que no era oportuno restituir a Luciana, en agosto del año pasado. Este informe fue recibido en su momento por el Órgano Administrativo Local, pero no fue tenido en cuenta. Herrera fue uno de los funcionarios que participó de la conferencia de prensa que desarrolló el Gobierno luego de conocerse la muerte de la menor.
“En el caso de Luciana, nosotros tomamos intervención, a requerimiento de la OAL, como es el procedimiento que seguimos en articulación, y se hizo un seguimiento de la familia, desde fines de marzo hasta el mes de agosto. Cuando nos enteramos de la posible restitución al hogar, el equipo profesional de nuestro Departamento de Familia, Niñez y Adolescencia, aconsejó que no se hiciera porque la medida resultaba verdaderamente inoportuna por varios motivos”, explicó Sandra Gómez, secretaria de Gobierno de la comuna capitalina.

Debido a la separación de su titular y la presión de la Justicia, desde el OAL anunciaron un paro de actividades el viernes promovido por ATE.

Finalmente no declaró ante la Justicia el padrastro de Luciana

Ayer estaba anunciado que el padrastro de Luciana Rodríguez, Jorge Orellano, iba a declarar ante la Justicia con relación a este caso, algo que finalmente no ocurrió. El hombre fue inculpado por homicidio con agravamiento por alevosía, mientras que la madre, por homicidio agravado por el vínculo.

Orellano fue llevado desde el penal de Almafuerte hasta Tribunales, pero su padre le comentó que él se haría cargo del costo de dos abogados reconocidos a nivel local como son Alfredo Guevara y Pablo Salinas, lo que provocó que no emitiera su declaración.

VoxPopuli

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here