Ocurre que como mismo hace allá, aquí Miguel o Repp trabajó con intensidad. Ya instalado el mural, insiste en darles los toques finales, mas cada momento parece querer agregarle un nuevo detalle.

“Yo trabajo todos los días, desde que salió el primer ejemplar del diario Página 12, de centro izquierda, y siempre lo he hecho en ese tipo de medio.”

Detalló sus seis viajes a Cuba: el primero, por un concurso que ganó en San Antonio de los Baños, cuando vino para recibir el premio; el segundo, lo hizo como jurado del propio evento de San Antonio de los Bañas, y de las otras cuatro ocasiones, una por la Feria del Libro, ahora para hacer el mural, y las otras dos “solo por venir, porque Cuba está llena de amigos ¿no?”.

LEÉR MÁS  Nuevos atentados tensan la previa de la llegada del Papa a Temuco

Sobre qué argumento prefiere para sus obras, el artista señaló: “En ese sentido soy bastante libre: me meto en todos los temas; pueden ser políticos; pueden ser de humor universal, también intimistas, pero generalmente no le hago asco a ningún tema”.

Nuevamente se excusa y retoca un detalle en el mural que acaban de ubicar en uno de los pasillos de la escuela especial Frank País, y cuando regresa puntualiza:

“El mural lo hice en dos días, con la colaboración de ese lugar del arte tan hermoso (el Taller Cultural Luis Díaz Oduardo) que brindó sus instalaciones y que me da mucha pena dejar.

LEÉR MÁS  Francisco pidió perdón por los abusos sexuales en la Iglesia de Chile

“Es un mural bastante grande: 5×2 metros; el tema que me había dicho la gente del tur es el del bloqueo, pero yo he oído hablar tantas veces sobre esto que me parecía repetitivo. Entonces no puse en ningún momento bloqueo en el mural, y lo que sí hice fue graficar Cuba, el lagarto, y ponerle puentes, puentes que van a todo el mundo. Para mí eso es graficar el desbloqueo: que Cuba esté decididamente conectada con todo el mundo, sin ningún tipo de corte ni bloqueo… hay caminos a Cuba como para entrar y salir, circulación perfecta.”

LEÉR MÁS  Abuelo abusó durante años a su nieta con retraso madurativo

Apenas han transcurrido dos días desde el inicio de 2011. Los 86 argentinos se la pasaron de maravilla en una ciudad tan hospitalaria y bella como Santiago de Cuba. Y ese tema Miguel no lo deja a un lado:

“El fin de año nos la pasamos muy bien. Fuimos a la Casa de la Trova , de ahí, a la medianoche, a la plaza Céspedes (Parque Céspedes donde se celebró la Fiesta de la Bandera ) para ver izar la bandera y los fuegos artificiales, y luego de nuevo a la Casa de la Trova. Esa fue la manera de pasar el Año Nuevo, porque en Cuba uno siempre lo pasa en familia. Acá está nuestra familia cubana.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here